Algunas vitaminas ayudan a que las pestañas crezcan

Las pestañas tienen un ciclo de crecimiento relativamente corto, que dura entre 30 y 45 días, de acuerdo con la doctora Beth Ann Ditkoff, autora de “Why Don’t Your Eyelashes Grow? Curious Questions Kids Ask About the Human Body” (¿Por qué no te crecen las pestañas? Preguntas curiosas que los niños preguntan sobre el cuerpo humano). Las toxinas, las reacciones alérgicas, las infecciones en los ojos, los problemas de tiroides, el contacto constante entre las manos y los ojos, el sol, algunas afecciones médicas o algunos medicamentos pueden contribuir a que las pestañas se quiebren o no crezcan. La velocidad de crecimiento de las pestañas está determinada por la genética, pero hay ciertos nutrientes que pueden ayudar.

Vitamina B3

La vitamina B3, también conocida como niacina, estimula el crecimiento de las pestaña, elimina las secas y quebradizas, aumenta el flujo sanguíneo a los folículos del cabello, ayuda a la reproducción celular, previene la caída de las pestañas y ayuda al cuerpo a metabolizar la queratina, una proteína que ayuda al crecimiento del cabello, de acuerdo con Abram Hoffer, autor de “Feel Better, Live Longer with Vitamin B-3” (Sentirse mejor: vive más tiempo con la vitamina B3). Los alimentos ricos en vitamina B3 incluyen hígado de res, salmón, tilapia, atún, semillas de girasol, maníes, hongos y espárragos.

Vitamina C

La vitamina C es un antioxidante que fortalece el sistema inmune y protege a las pestañas de infecciones, toxinas y enfermedades que pueden inhibir el crecimiento del cabello, de acuerdo con Charles Alan Blake Clemetson, autor de “Vitamin C” (Vitamina C). Clemetson añade que la vitamina C hidrata las pestañas, acelera el proceso de curación, reduce la inflamación de los folículos pilosos, repara los folículos dañados, ayuda a la producción de colágeno y reduce el riesgo de quiebre de las pestañas. Los alimentos ricos en vitamina C incluyen arándanos, coliflor, brócoli, repollitos de bruselas, piña, naranja, tomate, pomelo, col rizada y fresas.

Vitamina E

La vitamina E es un antioxidante que mejora el funcionamiento del sistema inmune y protege los folículos del daño de radicales que pueden detener el crecimiento de las pestañas, de acuerdo con Steve Blake, autor de “Vitamins and Minerals Demystified” (Desmitificación sobre las vitaminas y los minerales). Blake añade que la vitamina E transporta sangre y oxígeno a los folículos pilosos, reduce la inflamación de estos, fomenta el crecimiento del cabello, elimina las pestañas secas y quebradizas, repara los folículos dañados, ayuda a la reproducción celular y disminuye el riesgo de quiebre de pestañas. Los alimentos ricos en vitamina E incluyen almendras, avellanas, col rizada, espinaca, semillas de girasol, aceite de cártamo, arándanos, mantequilla de maní y palta (aguacate).

Vitamina H

La vitamina H, también conocida como biotina, fomenta el crecimiento de las pestañas, las engrosa, evita que se caigan o se sequen, aumenta el flujo sanguíneo a los folículos, mejora el estado de los ojos y las pestañas, y ayuda al cuerpo a absorber nutrientes, como grasas, aminoácidos e hidratos de carbono, que son necesarios para estimular y mantener pestañas saludables, de acuerdo con Alan Pressman, autor de “Pocket Idiot's Guide to Vitamins” (Guía de bolsillo sobre vitaminas). Los alimentos ricos en vitamina H incluyen porotos de soja, bananas (plátanos), hongos, sardinas, huevos, nueces de castilla, frijoles, judías carilla y mantequillas de frutos secos.

Calcio

El calcio es un mineral que ayuda al crecimiento de las pestañas, a aumentar el largo de estas, evitar el quiebre y disminuir el riesgo de pérdida de cabello producto del hipotiroidismo, una afección que ocurre cuando la glándula tiroidea no produce la cantidad suficiente de hormonas necesarias para regular el metabolismo del cuerpo y los niveles de calcio en sangre, de acuerdo con el doctor Michael Zimmermann, autor de “Burgerstein's Handbook of Nutrition: Micronutrients in the Prevention and Therapy of Disease” (Manual de nutrición de Burgerstein: micronutrientes en la prevención y el tratamiento de enfermedades). Los alimentos ricos en calcio incluyen yogur, queso, leche, almendras, guisantes, calalú, berzas, salmón, tofu y sardinas.

Más galerías de fotos



Escrito por r. y. langham, ph.d. | Traducido por pilar celano