¿Las vitaminas pueden aumentar la serotonina, la noradrenalina y la dopamina?

La serotonina, la noradrenalina y la dopamina son tres neurotransmisores inhibidores primarios en el cerebro. Los neurotransmisores son compuestos químicos que permiten la transmisión de señales de tu cerebro a tu cuerpo. Los neurotransmisores inhibitorios actúan mediante el bloqueo de sitios de receptores celulares, impidiendo las reacciones en vez de permitirlas. La serotonina está implicada en el control del estado de ánimo y la emoción, la noradrenalina participa en la respuesta de lucha o huida, y la dopamina es una parte del sistema de recompensa del cerebro que produce sensaciones de placer. Varias vitaminas han demostrado aumentar directamente la producción de estos tres neurotransmisores, incluyendo las vitaminas B como la tiamina, la niacina, el ácido pantoténico y la piridoxina.

Tiamina

La tiamina o vitamina B-1, normalmente se encuentra en el pan, cereales, pasta, pescado, carne y muchos tipos de frijoles. La tiamina es responsable de mantener un sano equilibrio de la producción de neurotransmisores en el cerebro, especialmente la serotonina y la dopamina. De acuerdo con un estudio publicado en la revista "Neurology", una deficiencia de tiamina puede conducir a una disminución de la captación de secretar serotonina. Una disminución de la serotonina puede generar un aumento de los sentimientos de depresión y ansiedad, e incluso puede causar aumento de peso.

Niacina


La niacina, o vitamina B-3, es una vitamina soluble en agua que se encuentra en la mayoría de los productos lácteos, las carnes magras, las nueces y los huevos.

La niacina, o vitamina B-3, es una vitamina soluble en agua que se encuentra en la mayoría de los productos lácteos, las carnes magras, las nueces y los huevos. La niacina juega un papel importante en la síntesis de aminoácidos en el cerebro, tales como el triptófano. El triptófano es metabolizado en el cerebro en un compuesto llamado 5-hidroxitriptófano, o 5-HTP, que estimula la producción de varios neurotransmisores, como la serotonina y la dopamina. Los bajos niveles de triptófano son comúnmente asociados con una deficiencia de niacina y pueden dar lugar a perturbaciones en el equilibrio de los neurotransmisores cerebrales.

Ácido pantoténico

El ácido pantoténico o vitamina B-5, se puede encontrar en los productos lácteos, los huevos y la mayoría de los peces. El ácido pantoténico es compatible con el buen funcionamiento de las glándulas suprarrenales, ubicadas justo encima de los riñones, y es responsable de la síntesis del neurotransmisor noradrenalina. Las deficiencias en la vitamina B-5 se han relacionado con una supresión de la función de la noradrenalina. Los bajos niveles de noradrenalina se asocian con una disminución en el estado de alerta, mala memoria y depresión. Los suplementos de ácido pantoténico se le recetan a personas que sufren de trastorno de hiperactividad con déficit de atención o TDAH, con el fin de aumentar la excitación mediante la promoción de la producción de noradrenalina.

Piridoxina


La piridoxina o vitamina B-6, se encuentra principalmente en los granos, las legumbres, la carne, los huevos, el pescado y el pan.

La piridoxina o vitamina B-6, se encuentra principalmente en los granos, las legumbres, la carne, los huevos, el pescado y el pan. La piridoxina se necesita para la síntesis y regulación de la serotonina y la dopamina en el cerebro, y puede reducir la gravedad de una amplia variedad de condiciones neurológicas asociadas con un desequilibrio del neurotransmisor. Mediante la mejora de la liberación y la función de la serotonina y la dopamina, la ingesta de piridoxina puede reducir la gravedad de las convulsiones, el dolor crónico y la enfermedad de Parkinson.

Más galerías de fotos



Escrito por joe king, m.s. | Traducido por luciano ariel castro