Vitaminas que se agotan cuando se sufre de estrés

El estrés es una amenaza para el bienestar de una persona. Enfermedades agudas como trauma, infección, inflamación, quemaduras, cirugías; enfermedades crónicas como diabetes y problemas coronarios; fumar; y ejercitar desencadenan estrés. El cuerpo lidia con él mediante un sistema elaborado que involucra enzimas y compuestos dietarios que incluyen vitaminas y minerales antioxidantes.

Vitaminas antioxidantes


La vitamina E se encuentra en las semillas de girasol.

Solo dos vitaminas han documentado propiedades antioxidantes contra el estrés: la vitamina C o ácido ascórbico y la vitamina E. Un antioxidante es una sustancia que disminuye los efectos secundarios de los radicales libres. Los radicales libres, o pro-oxidantes, son moléculas muy inestables y reactivas que pueden afectar la capacidad del cuerpo de defenderse a sí mismo; es un proceso llamado estrés oxidativo.

Agotamiento de vitaminas


La vitamina C lucha contra los radicales libres en los tejidos corporales y el plasma sanguíneo, mientras que la vitamina E protege a las moléculas ricas en grasas.

En personas sanas, la producción de radicales libres es minimizada por el sistema natural de defensa del cuerpo y por sustancias dietarias anti-radicales. Los radicales libres son subproductos naturales del metabolismo celular. Sin embargo, al sufrir estrés, los niveles de pro-oxidantes exceden a las concentraciones de antioxidantes. Para restablecer la salud y el equilibrio, las vitaminas C y E son movilizadas desde las reservas corporales para neutralizar a los radicales libres. La vitamina C lucha contra los radicales libres en tejidos corporales y el plasma sanguíneo, mientras que la vitamina E protege a las moléculas ricas en grasa, como el colesterol LDL y HDL, y a las células adiposas de la oxidación. Este esfuerzo resulta en el agotamiento de las reservas corporales de vitaminas C y E.

Vitamina C e infección

Un estudio publicado en una edición de 2005 de "British Journal of Surgery" informa que una infección aguda produce un menor nivel de vitamina C en plasma. Para determinar el efecto de una infección severa (pancreatitis aguda) en las reservas de vitamina C, los autores reclutaron a 20 voluntarios sanos, 29 pacientes con pancreatitis aguda y 27 pacientes con otras enfermedades abdominales. Los resultados mostraron que los pacientes con pancreatitis aguda tenían los niveles más bajo de vitamina C, en comparación con los pacientes que tenían otros problemas abdominales. Los individuos sanos tenían niveles normales de vitamina C. Los autores concluyeron que el estrés abdominal reduce los niveles de vitamina C.

Vitamina C y fumadores

Schetman y colegas investigaron el efecto de fumar en los niveles de vitamina C de 11.592 sujetos. Encontraron que la gente que fumaba 20 cigarrillos por día tenía los niveles más bajos de vitamina C, en comparación con individuos que fumaban menos de 19 cigarrillos diarios y con no fumadores. El estudio fue publicado en una edición de 1989 de "American Journal of Public Health".

Vitamina E y fumadores


Fumar causa un rápido agotamiento de vitamina E en sangre.

Una investigación publicada en una edición de 2004 de "Linus Pauling Research Institute" encontró que fumar causa un agotamiento rápido de vitamina E en sangre. Aún más, la vitamina E desaparece más rápido cuando los niveles de vitamina C son bajos.

Vitamina C y ejercicio


El estrés oxidativo inducido por ejercicios causa el agotamiento de vitamina C.

En una entrevista de 2004, el Dr. Bruno del Linus Pauling Research Institute señaló que el estrés oxidativo inducido por ejercicios causa el agotamiento de vitamina C. Sin embargo, la reducción en los niveles de esta vitamina es temporaria en atletas entrenados, porque sus concentraciones se normalizan después de unos pocos días.

Consejos


Consume una dieta equilibrada que tenga entre cinco y 10 porciones de frutas y vegetales por día.

Consume una dieta equilibrada que contenga entre cinco y 10 porciones de frutas y vegetales por día para obtener los niveles máximos de antioxidantes dietarios. Para incrementar tus niveles de vitamina E, incluye en tu dieta cereales integrales, nueces y semillas, clara de huevo y alimentos fortificados con vitamina E. Consulta con tu médico sobre la suplementación vitamínica.

Más galerías de fotos



Escrito por alicia richardson | Traducido por mariana palma