Uso de la vitamina E para tratar los síntomas de la menopausia

Escrito por maria hoven | Traducido por valeria d'ambrosio
El aceite vegetal es una fuente natural de vitamina E.

La menopausia, causada por una disminución natural en las hormonas reproductivas, marca el final de la fertilidad y la menstruación. Suele ocurrir alrededor de los 51 años de edad en los Estados Unidos. Por lo general, la menopausia se asocia con síntomas físicos y emocionales, entre los que se incluyen períodos irregulares, sofocos, cambios de humor, disminución de la energía, dificultades para dormir, aumento de la grasa abdominal y caída del cabello. No se necesita ningún tratamiento para la menopausia en sí misma. No obstante, hacer frente a los síntomas de este proceso puede requerir el uso de diferentes medicamentos y cambios en el estilo de vida. La vitamina E es una sustancia natural que algunos médicos recomiendan como un método de tratamiento alternativo para la menopausia.

Vitamina E

La vitamina E, también conocida como α-Tocoferol, es soluble en grasas y es esencial para tu salud. La vitamina E funciona como antioxidante y protege las células de los daños provocados por los radicales libres. Según la Oficina de Suplementos Dietarios de los National Institutes of Health, la vitamina E puede ayudar a prevenir o retrasar las enfermedades crónicas asociadas con los radicales libres. La vitamina E también participa en la función inmune, la señalización celular y el proceso metabólico.

Fuentes e ingesta

La dosis diaria recomendad de vitamina E se informa en miligramos de α-Tocoferol o como una actividad biológica en unidades internacionales. La ingesta recomendada de vitamina E es de 15 mg, o 22,4 UI para mujeres adultas. La vitamina E se encuentra en alimentos tales como frutos secos (nuts), semillas, aceites vegetales y cereales fortificados. Además, puedes comprar suplementos dietarios y vitamínicos que contienen vitamina E.

La vitamina E en la menopausia

La vitamina E puede aliviar los sofocos leves en algunas mujeres. Un estudio publicado en 2007 en la revista "Gynecologic and Obstetric Investigation" demostró que una dosis diaria de 400 UI de vitamina E ayudó a reducir la gravedad y la frecuencia de los sofocos en mujeres menopáusicas. No obstante, los beneficios generales de la vitamina E en el alivio de los sofocos no están comprobados.

Consideraciones

No debes consumir vitamina E en exceso. Los NIH informan que las altas dosis de vitamina E pueden causar hemorragias y problemas de coagulación sanguínea. El límite máximo permitido de vitamina E para adultos es de 1.000 mg o 1.500 UI por día. Siempre consulta a tu médico antes de comenzar un tratamiento y realizar cambios respecto a la ingesta de vitamina E.