¿Qué es la vitamina Q10?

Puedes conocer a la vitamina Q10 por su nombre más común, la coenzima Q10, o más simplemente como CoQ10. Técnicamente, no es una vitamina, pero es vital para tu bienestar. Tu cuerpo necesita la coenzima Q10 para producir energía. Si bien algunos alimentos contienen la coenzima Q10, tu cuerpo naturalmente produce una cantidad suficiente para mantenerse activo y saludable.

Esencial para la energía

La coenzima Q10 o ubiquinona, es una sustancia soluble en grasa que se encuentra dentro de cada célula en tu cuerpo, donde tiene un papel esencial en el proceso de generación de energía. También se utiliza para hacer los antioxidantes, que protegen las membranas celulares y las estructuras dentro de las células del daño causado por los radicales libres. Debido a que tu cuerpo la produce, no se ha establecido una ingesta diaria recomendada. Las deficiencias son poco comunes y generalmente son causadas por un trastorno genético. La cantidad de la coenzima Q10 en los tejidos disminuye a medida que las personas envejecen, pero no se sabe si esto crea una deficiencia, de acuerdo con el Instituto Linus Pauling.

Beneficios de salud potenciales

Una revisión de 12 ensayos clínicos publicados en la edición del "Journal of Human Hypertension", en abril de 2007, encontró que la presión arterial se redujo cuando la gente tomó de 100 a 120 miligramos de coenzima Q10 al día. Algunos estudios de investigación indican que puede mejorar la función cardíaca en personas con diagnóstico de insuficiencia cardíaca congestiva. Sin embargo, otros estudios no encontraron mejoría, por lo que se necesitan más investigaciones para verificar su potencial, de acuerdo con la Universidad de Nueva York. Las investigaciones efectuadas en el momento de la publicación indican que la coenzima Q10 no mejora el rendimiento deportivo en las personas sanas, de acuerdo con el Instituto Linus Pauling.

Fuentes alimenticias

Algunos alimentos contienen la coenzima Q10 de forma natural. También necesitas dos nutrientes, proteínas y vitamina B-6, para que el cuerpo produzca suficiente cantidad de la coenzima. La carne de res, el pollo y el pescado son buenas fuentes de coenzima Q10, así como de los aminoácidos y la vitamina B-6 que tu cuerpo necesita para hacer su propia reserva. Otras buenas fuentes de coenzima Q10 incluyen soja, nueces, semillas de sésamo, brócoli, coliflor, naranjas, fresas y huevos. También obtendrás la vitamina B-6 a partir de cereales fortificados, frutos secos, plátanos, espinacas, patatas y calabaza de invierno.

Recomendaciones de suplementos

La dosis suplementaria de la coenzima Q10 oscila entre 30 miligramos a 300 miligramos al día, de acuerdo con la Universidad de Nueva York. Menos del 10% de la coenzima Q10 de los suplementos es absorbido, según el Instituto Linus Pauling. Puedes aumentar tu absorción al tomar suplementos con una comida que incluye algunas grasas. Las dosis superiores a 100 miligramos diarios suelen dividirse en dos o tres dosis más pequeñas.

Aspectos de seguridad

La mayoría de las personas toleran los suplementos de CoQ10 sin problemas, pero los efectos secundarios leves, tales como náuseas, vómitos y diarrea a veces ocurren. También puedes experimentar pérdida de apetito o desarrollar una erupción en la piel. No tomes suplementos de coenzima Q10, si tienes la presión arterial baja o tomas medicamentos para bajar la presión arterial. La coenzima Q10 puede interferir con otros medicamentos recetados, especialmente aquellos que se usan para tratar el cáncer y la coagulación de la sangre. Consulta a tu médico antes de tomar suplementos.

Más galerías de fotos



Escrito por sandi busch | Traducido por sofia loffreda