La vitamina E y la presión arterial alta

La presión arterial alta es una grave enfermedad que puede incrementar tu riesgo de padecer aterosclerosis, o el endurecimiento de las arterias, un ataque cardíaco, un accidente cerebrovascular o una enfermedad renal. De acuerdo al National Heart, Lung and Blood Institute, aproximadamente 1 de cada 3 estadounidenses sufre de presión arterial alta. Los cambios en el estilo de vida, como reducir el estrés e incrementar la actividad física, pueden ayudar a reducir la presión arterial. Las modificaciones en la dieta, como tomar suplementos de vitamina E, también pueden reducir la presión arterial.

Presión arterial alta

Tu presión arterial es considerada alta cuando tu presión sistólica, la presión ejercida sobre tus arterias cuando tu corazón bombea sangre, es superior a los 140 milímetros de mercurio y tu presión arterial diastólica, que es la fuerza ejercida en las arterias entre los latidos, es superior a 90 milímetros de mercurio. Idealmente tu presión arterial debe ser menor a 120 sobre 80. Muchos síntomas de la presión arterial alta son silenciosos, pero algunos síntomas evidentes son los dolores de cabeza, mareos, ansiedad severa, dificultad para respirar o sangrado de la nariz. Verifica tu presión arterial si experimentas cualquiera de estos problemas regularmente.

Vitamina E

La vitamina E es una vitamina soluble en grasa presente naturalmente en muchos alimentos, grasas y aceites. Funciona como antioxidante, ayudando a proteger a tu cuerpo de las moléculas nocivas conocidas como radicales libres. También es esencial para el uso apropiado de la vitamina K y para la creación de glóbulos rojos. Dado que tu cuerpo es capaz de almacenar vitamina E las deficiencias graves son raras. Los adultos deben obtener al menos 22.4 unidades internacionales de vitamina E diariamente. De acuerdo a un artículo de octubre del año 2002 en "International Journal for Vitamin and Nutrition Research", recibir suplementos de dosis más altas de vitamina E puede tener un impacto positivo en la presión arterial.

Tratamiento de la presión arterial alta

El artículo de octubre del año 2002 en "International Journal for Vitamin and Nutrition Research" señala que la suplementación con 200 unidades internacionales de vitamina E puede ayudar a reducir la presión arterial y a ralentizar el ritmo cardíaco. El estudio administró suplementos de vitamina E a pacientes con hipertensión ligera durante 27 semanas. Fueron observadas disminuciones en la presión arterial sistólica y diastólica y en el ritmo cardíaco. La vitamina E puede tener impacto sobre la producción de óxido nítrico, que promueve la vasodilatación a través de la relajación del músculo liso, reduciendo la presión en las arterias y las venas. Los investigadores sugieren el uso de suplementos de vitamina E a largo plazo para mejorar la presión arterial en pacientes hipertensos.

Estrategia de prevención

De acuerdo a una investigación publicada en la revista "Hypertension" en el año 2001, las propiedades antioxidantes de la vitamina E reducen la presión arterial. Los antioxidantes pueden ayudar a promover la vasodilatación, reduciendo la presión en las arterias. Los investigadores creen que ya que la vitamina E es un antioxidante, tomarla como suplemento puede reducir el estrés oxidativo, mejorar la función vascular y ayudar a prevenir la hipertensión. Sin embargo esta investigación fue llevada a cabo en ratas, y son necesarios más estudios para determinar la eficacia de la vitamina E para reducir la presión arterial en los humanos.

Precauciones con la vitamina E

Si actualmente estás tomando los medicamentos llamados bloqueadores beta para tratar la presión arterial alta, es posible que debas evitar dosis altas de vitamina E. El University of Maryland Medical Center señala que la vitamina E puede interferir con la absorción de estos medicamentos, negando así su impacto positivo en la presión arterial. Los bloqueadores beta funcionan deteniendo la acción de ciertos estimulantes del sistema nervioso, como la adrenalina, en el corazón. Esto ayuda a reducir el estrés, ralentiza el ritmo cardíaco y disminuye la presión en los vasos sanguíneos. Consulta con tu doctor para saber si puedes tomar vitamina E de forma segura.

Más galerías de fotos



Escrito por erica kannall | Traducido por juliana star