¿La vitamina C te hace orinar?

La vitamina C es un nutriente esencial necesario para el crecimiento y la reparación de tejidos, la cicatrización de las heridas, la formación de proteína y la prevención del daño ocasionado por los radicales libres a través de la actividad antioxidante. La vitamina C es soluble en agua, lo que significa que se disuelve en dicho líquido. El exceso de vitamina C que se consume es excretado a través de la orina.

Bases

Ya que la vitamina C no se almacena eficientemente en tu cuerpo, debes consumirla dentro de las cantidades recomendadas diariamente para ayudar a prevenir su deficiencia. La cantidad diaria recomendada (RDA por sus siglas en inglés) de vitamina C es de 95 miligramos al día para los hombres adultos, 70 miligramos al día para las mujeres adultas, 85 miligramos diarios para las mujeres adultas embarazadas y 120 miligramos diarios para las mujeres adultas lactando. Entre los alimentos ricos en vitamina C se encuentran las frutas enlatadas y los jugos fortificados con dicha vitamina, el jugo de naranja, las naranjas, los kiwis, las toronjas (grapefruits), las fresas (strawberries), el melón cantalupo (cantaloupe), los pimientos rojos (red peppers), los pimientos verdes (green peppers), el brócoli, los tomates, el jugo de tomate, el repollo (cabbage) y las papas horneadas (baked potatoes). También puedes comprar suplementos de vitamina C.

Fundamentos

El consumo de vitamina C en cantidades recomendadas probablemente no te hará orinar más de lo normal. Incluso consumir más de la cantidad diaria recomendada de vitamina C no te hará orinar con mayor frecuencia. Sin embargo muchos alimentos ricos en vitamina C, como los jugos fortificados, las frutas y verduras, contienen grandes cantidades de agua, lo que puede ocasionar micciones más frecuentes.

Efectos secundarios

Dado que el exceso de vitamina C es excretado en tu orina, los riesgos asociados con el exceso en su ingesta son mínimos. El consumo máximo tolerabe de vitamina C es de 2.000 miligramos al día. Sin embargo, aunque el incremento de la micción no es un efecto secundario del consumo de vitamina C, ingerir grandes cantidades de vitamina C puede causar otros efectos secundarios desagradables como diarrea, espasmos abdominales, náuseas y molestias gastrointestinales debidas a la vitamina C no absorbida en tu tracto gastrointestinal. Si bebes grandes cantidades de agua para evitar los problemas gastrointestinales asociados con la vitamina C que no se absorbe en tus intestinos, es probable que experimentes un incremento de la micción.

Consideraciones

En algunos casos, consumir vitamina C puede ayudar a reducir la micción. Orinar con frecuencia es un efecto secundario común de las infecciones del tracto urinario. De acuerdo al National Kidney and Urologic Diseases Information Clearinghouse, tomar vitamina C o beber jugo de arándano (cranberry) puede ayudar a que tu orina sea más ácida y que la pared de tu vejiga sea resbaladiza, lo que ayuda a reducir las bacterias y evitar las infecciones del tracto urinario.

Más galerías de fotos



Escrito por erin coleman, r.d., l.d. | Traducido por juliana star