La vitamina D y la neuropatía periférica

La neuropatía periférica es una condición incómoda y usualmente dolorosa. El trauma, diabetes, alcoholismo, infecciones o enfermedades autoinmunes pueden llevar a su desarrollo. Comienza cuando hay daño a un nervio, lo que puede llevar a infección o a la pérdida completa de la sensación del miembro afectado. Obtener cantidades suficientes de vitamina D puede ayudar a mantener tu sistema nervioso saludable y también puede jugar un papel fundamental en reducir los síntomas de la neuropatía periférica.

Sistema nervioso

Tu sistema nervioso central incluye a tu cerebro y médula espinal. Todos los otros nervios de tu cuerpo forman parte de tu sistema nervioso periférico. La vitamina D juega un papel en el funcionamiento de tu cerebro y sistema nervioso. De acuerdo a un artículo publicado en la revista "Tendencias y Endocrinología y Metabolismo", los receptores para la 1 alpha, 25-dihidroxivitamina D, la forma activa de la vitamina D dentro del cuerpo, han sido encontrados en las células del sistema nervioso central. Mantener las neuronas de tu sistema nervioso saludables puede reducir el riesgo de neuropatía periférica.

Prevención

Tu dieta influye en el riesgo de presentar muchas enfermedades crónicas, incluyendo la neuropatía periférica. Una dieta alta en frutas y verduras también está llena de vitaminas y minerales que protegen tu sistema nervioso. Los alimentos que contienen vitamina D pueden ayudar a prevenir la degeneración de tu sistema nervioso. Un artículo publicado en diciembre de 2007 en la revista "La Opinión Actual en Endocrinología, Diabetes y Obesidad" hace énfasis en el impacto que la vitamina D tiene en el sistema nervioso, estableciendo que la vitamina D es la responsable de su mantenimiento y crecimiento. La evidencia sugiera que la vitamina D puede tener un rol terapéutico en el tratamiento de las condiciones del sistema nervioso.

Vitamina D y síntomas

La vitamina D puede ayudar a aliviar síntomas asociados con la neuropatía periférica. Un estudio publicado en abril de 2008 en "Los Archivos de la Medicina Interna" encontró que los diabéticos tipo 2 con neuropatía periférica tienen menor dolor después de una dosis de tres meses de vitamina D. En el inicio del estudio, todos los participantes tenían niveles bajos de vitamina D. La investigación indica que la vitamina D aumenta el crecimiento y funcionamiento neuromuscular. La deficiencia de vitamina D puede aumentar el daño nervioso a un sistema nervioso de por sí frágil.

Recomendaciones

Los requerimientos de vitamina D varían dependiendo de la edad. Si eres un adulto menor de 70 años, necesitas tomar 600 UI de vitamina D por día. Para los mayores de 70 años, la dosis recomendada se eleva a 800 UI por día. Puedes obtener vitamina D del sol, alimentos y suplementos. Tu cuerpo absorbe los rayos de sol y mediante un proceso complejo es capaz de manufacturar la vitamina D que necesita. Permanecer bajo el sol por un periodo corto de tiempo entre las 10 a.m. y las 3 p.m. puede darte toda la vitamina D que necesitas. Los alimentos que tienen vitamina D no son suficientes para llenar tus necesidades, pero éstos incluyen a los panes fortificados, cereales, leche, pescado y huevos. También puedes obtener vitamina D en la forma de suplementos. Sin embargo, siempre consulta con tu médico antes de tomar cualquier suplemento.

Más galerías de fotos



Escrito por laura niedziocha | Traducido por karly silva