Vitamina D y migrañas

Aproximadamente 36 millones de personas en Estados Unidos sufren de los dolores implacables de las migrañas, según la Fundación de investigación de Migrañas. A pesar de ser una de las 20 condiciones médicas más discapacitantes del mundo, se sabe poco sobre las causas subyacentes de las migrañas. Sobre la base de investigaciones publicadas desde el año 2008, los bajos niveles de vitamina D parecen jugar un papel importante en el desarrollo de la migraña.

Vitamina D

La vitamina D es una vitamina soluble en grasa esencial que es producida naturalmente por tu cuerpo cuando la luz ultravioleta del sol llega a tu piel. La vitamina D es un factor importante para la buena salud en general, ya que los niveles bajos de esta vitamina se relacionan con enfermedades del corazón, cáncer, osteoporosis, trastornos de dolores crónicos y, más recientemente, migrañas. Si bien los expertos no están de acuerdo sobre dónde trazar la línea exactamente respecto a la deficiencia de vitamina D, el Consejo de vitamina D establece que el nivel mínimo aceptable en la sangre es de 50 nanogramos por mililitro o 125 nanomoles por litro, porque este es el punto en el que tu cuerpo comienza a utilizar la vitamina D tan pronto como se hace o se consume, lo que no es sostenible.

Investigación sobre migrañas

Dos estudios diferentes presentados en la reunión científica anual de la Sociedad Americana de Migrañas en 2008 y 2010 mostraron que las personas que sufren de migrañas crónicas tienden a tener niveles insuficientes de vitamina D. En el estudio de 2008, el 41,8% de los pacientes con migraña tenían deficiencias de vitamina D, y aquellos que habían sufrido de migrañas por más largo tenían más probabilidades de tener deficiencias. Estos estudios explican porqué más personas sufren de migraña y dolores de cabeza de tipo tensional en las latitudes más altas, más lejos del ecuador, y porqué se presentan más dolores de cabeza en el otoño o el invierno que en el verano.

Modo de acción

Los investigadores no han descubierto cómo está involucrada la vitamina D en el desarrollo de las migrañas, pero se especula que podría estar relacionada con las vías inflamatorias. Durante una migraña, el dolor se intensifica a medida que el tejido que rodea el cerebro se inflama. Dado que la vitamina D es conocida por sus acciones anti-inflamatorias, bajos niveles de esta vitamina pueden promover la inflamación o permitir que progrese.

Tratamiento potencial

Los resultados de los cuatro estudios de caso han proporcionado evidencia preliminar de que aumentar los niveles de vitamina D puede ser una manera eficaz para tratar las migrañas. Los cuatro pacientes mujeres experimentaron mejoras significativas en sus síntomas de migraña después de un tratamiento con suplementos de calcio y vitamina D. Las investigaciones sobre la vitamina D como tratamiento de la migraña se encuentran todavía en sus primeras etapas y es necesario realizar más investigaciones, incluyendo ensayos clínicos a gran escala, antes de que los suplementos de vitamina D puedan recomendarse como una opción de tratamiento eficaz.

Fuentes y suplementos

La mayoría de las personas necesitan alrededor de 1.000 unidades internacionales de vitamina D todos los días. Si bien es posible obtener la vitamina D de los alimentos o suplementos, la mejor fuente de vitamina D es el sol. En un día en la playa, una persona de piel clara, usando un traje de baño, puede absorber 20.000 unidades internacionales sin quemarse por el sol. En comparación, tomar una multivitamina con un vaso de leche o jugo de naranja fortificado sólo te dará alrededor de 300 a 500 unidades internacionales. Es importante, sin embargo, equilibrar la cantidad de luz solar recibida para recargar tus niveles de vitamina D con una protección de la piel adecuada.

Más galerías de fotos



Escrito por amber bauer | Traducido por agustina dowling