Vitamina K en las zanahorias

Son más que solamente buenas para los ojos, las zanahorias vienen repletas de fibra beneficiosa, vitamina C y potasio. Su sabor dulce y crujiente las hace funcionar bien crudas y también se defienden cocinadas y ayudan a aumentar tu ingesta de vegetales. Añadir las zanahorias en tu dieta también aumenta tu consumo de vitamina K, un nutriente necesario para la coagulación sana de la sangre.

K en las zanahorias

Una zanahoria pequeña de aproximadamente 5 ½ pulgadas de longitud y con un peso de alrededor de 50 gramos, tiene 6,6 microgramos de vitamina K. Una zanahoria mediana de aproximadamente 61 gramos, contiene 8,1 microgramos de vitamina K, mientras que una zanahoria grande de 7 ¼ a 8 ½ pulgadas de longitud y de 72 gramos de peso, contiene 9,5 microgramos de vitamina K.

Consumo diario

La ingesta dietética recomendada de vitamina K varía en función de tu edad, sexo, y si estás embarazada o amamantando. Los bebés, desde el nacimiento hasta los 6 meses de edad, necesitan 2 microgramos diarios y 2,5 microgramos para las edades comprendidas entre 7 meses a 12 meses. Los niños de 1 a 3 años necesitan 30 microgramos, de 4 a 8 años necesitan 55 microgramos y de los 9 a 13 años, deben consumir 60 microgramos de vitamina K al día. Los hombres y mujeres jóvenes de entre 14 a 18 años, si están embarazadas o amamantando necesitan 75 microgramos al día. Los hombres adultos de 19 años de edad o mayores, necesitan 120 microgramos de vitamina K todos los días. Las mujeres de la misma edad necesitan sólo 90 microgramos al día, incluso si están embarazadas o amamantando.

El cumplimiento de la ingesta

La deficiencia de vitamina K es rara, ya que está presente en muchos alimentos y tu cuerpo la produce. Sin embargo, si estás buscando en aumentar tu ingesta de vitamina K, es posible que desees centrarte en comer más verduras de hoja verde en lugar de más zanahorias. Con tan sólo 8,1 microgramos de vitamina K en una zanahoria de tamaño mediano, cumples con tus recomendaciones de ingesta alimentaria exclusivamente de las zanahorias, los hombres tendrían que consumir casi 15 zanahorias al día, mientras que las mujeres tendrían que comer 11. Los vegetales de hojas verdes, sin embargo, son una mayor fuente de vitamina K. Por ejemplo, 1 taza de brócoli cocido tiene 220 ​​microgramos, mientras que 1 taza de espinaca cruda contiene 145 microgramos. 1 taza de col (kale) cruda tiene 547 microgramos, mientras que 2 tazas de hojas de lechuga cruda te proporcionará 125 microgramos.

Consideraciones

Es importante que hables con tu médico antes de aumentar tu consumo de vitamina K, ya que puede interactuar con una variedad de medicamentos con receta, informa University of Maryland Medical Center. Mientras que las zanahorias contienen sólo una cantidad moderada de vitamina K, el consumo de una gran cantidad de zanahorias o alimentos ricos en vitamina K, como el perejil (parsley), la espinaca y la col rizada, podrían afectar a tu salud. La vitamina K también puede hacer que la warfarina, un medicamento anticoagulante común, sea ineficaz y debes hablar con tu médico antes de hacer cambios en tu dieta, si tomas warfarina.

Más galerías de fotos



Escrito por jessica benzaquen | Traducido por gabriela nungaray