La vitamina K en frijoles y guisantes

Los frijoles y guisantes son alimentos saludables que proporcionan nutrientes esenciales, como vitamina B, fibra, proteínas y hierro. Los frijoles y los guisantes también son bajos en grasa, sin hablar de su bajo costo. Estos dos alimentos son también buenas fuentes de vitamina K, un nutriente que no es tan conocido como el calcio y la vitamina C, pero que es igualmente esencial como parte de tu plan de alimentación saludable.

La vitamina K 101

La vitamina K juega un papel clave en la coagulación de la sangre. De acuerdo con el University of Maryland Medical Center, esta vitamina soluble en grasa también trabaja para mantener tus huesos sanos. Además de obtener la vitamina K en la dieta, también reciclar la vitamina K, según los informes del Instituto Linus Pauling. En otras palabras, el cuerpo utiliza la misma vitamina K varias veces antes de que ya no sea útil en la coagulación de la sangre y la salud de los huesos. Las mujeres adultas deben tratar de incluir 90 microgramos de vitamina K en sus dietas diarias, mientras que los hombres necesitan consumir 120 microgramos cada día.

Los frijoles y la vitamina K

Si bien es probable que no vayas a comer frijoles secos, muchas variedades son una buena fuente de vitamina K, y el nutriente se conserva en gran parte después de la cocción. El U.S. Department of Agriculture no incluye información nutricional de los frijoles secos, ya que no se comen así. Conocer los valores de vitamina K de los frijoles cocidos, por lo tanto, es una información más valiosa. Una taza de guisantes, por ejemplo, contiene 52,5 microgramos de vitamina K. Eso es el 58% del valor diario recomendado para las mujeres y el 44% del valor diario recomendado para los hombres. Los frijoles mungo contienen 34,3 microgramos por taza; los de soja, 33 microgramos por taza, y los de riñón, 14,9 microgramos por taza. Las habas y los frijoles pintos también suministran pequeñas cantidades de vitamina K.

Guisantes y vitamina K

Los guisantes son una mejor fuente de vitamina K que los frijoles. Una taza de guisantes verdes enlatados suministra 62,6 microgramos de vitamina K. Eso es el 70% del valor diario recomendado para las mujeres y el 52% del valor diario recomendado para los hombres. Una taza de guisantes congelados suministra 48,3 microgramos de vitamina K, y una taza de guisantes frescos cocidas proporciona 40 microgramos. Una taza de guisantes partidos cocidos proporciona 9,8 microgramos de vitamina K.

Consejos para la adición de guisantes y frijoles a tu dieta

Los frijoles secos son a menudo menos costosos que las versiones enlatadas, por lo que una manera frugal para añadir el alimento nutritivo a tu dieta. Remoja los frijoles durante la noche y luego cocina a fuego lento hasta que estén suaves, sazona como desees. Come los frijoles como guarnición o llena un pan de pita integral con los frijoles aderezados y cubre con queso bajo en grasa, tomates y aceitunas negras. Los guisantes agregan sabor, textura y nutrición a una ensalada César o pueden ser cocidos al vapor y comer como un acompañamiento con carnes a la parrilla.

Más galerías de fotos



Escrito por sara ipatenco | Traducido por mariana nonino