Vitamina K en ejotes y manzanas

La vitamina K es una vitamina soluble en grasas que tu cuerpo usa para ayudar a la sangre a coagular y para fortalecer los huesos. La ingesta adecuada diaria para adultos mayores a 19 años es de 75 microgramos para mujeres y 90 microgramas para hombres. Tu cuerpo es capaz de hacer vitamina K de las bacterias en tu tracto gastrointestinal, pero también puedes obtenerla de tu dieta. Si tomas medicaciones anticoagulantes, habla con tu médico sobre la cantidad de vitamina K que deberías tomar o si deberías limitar tu ingesta, porque la vitamina K puede afectar la manera en la que funcionan esos medicamentos, de acuerdo con Medline Plus. Tu médico también podría recomendar que tu ingesta diaria de alimentos con vitamina K sea consistente.

Vitamina K en ejotes


Ejotes.

En 1 taza de ejotes (green beans) crudos cortados en pedazos de 1/2 pulgada, hay 14.4 microgramos de vitamina K. Esto provee el 19 por ciento de la ingesta adecuada para las mujeres y el 16 por ciento para los hombres. Los ejotes también contienen 12.2 miligramos de vitamina C y 690 Unidades Internacionales de vitamina A.

Vitamina K en manzanas


Manzanas verdes.

Una manzana mediana con un diámetro de 3 pulgadas tiene 4.0 microgramos de vitamina K por porción. Esto provee el 5 por ciento de la ingesta adecuada de vitamina K para mujeres y 4 por ciento para los hombres. Este tamaño de manzana también provee 8.4 miligramos de vitamina C y 98 Unidades Internacionales de vitamina A.

Vitamina K en otras frutas y vegetales


Col rizada.

Otros vegetales y frutas son fuentes de vitamina K. Una porción de 1/2 taza de col rizada (kale) contiene 531 microgramos de vitamina K, con la misma porción de espinaca (spinach) proporcionando 444 microgramos. Una porción de 1 taza de arándanos (blueberries) o moras (blackberries) tiene aproximadamente 29 microgramos de vitamina K.

Más galerías de fotos



Escrito por stacey phillips | Traducido por nuria banus