La vitamina D y la intolerancia a la lactosa

Las personas con insuficiencia de la enzima lactasa son incapaces de digerir la leche y otros productos lácteos que contienen el azúcar de la leche. Esta condición, conocida como intolerancia a la lactosa, causa síntomas gastrointestinales cuando la persona consume alimentos lácteos. El manejo de la intolerancia a la lactosa puede requerir restringir o limitar los alimentos que contienen lactosa. Evitar la leche y los productos lácteos elimina una fuente importante de calcio y vitamina D en tu dieta, lo que te pone en riesgo de deficiencias.

Importancia de la vitamina D

La vitamina D desempeña varias funciones importantes en el cuerpo. La vitamina aumenta la eficiencia de la absorción de calcio y es esencial para construir y mantener huesos fuertes. Se requieren cantidades más altas de vitamina D durante los períodos de rápido crecimiento en la infancia y la adolescencia. La vitamina D también es fundamental para la función nerviosa y muscular, regula el sistema inmune y reduce la respuesta inflamatoria.

Deficiencia de vitamina D

Las personas con deficiencia de vitamina D tienen un mayor riesgo de desarrollar afecciones óseas. Durante la infancia, la insuficiencia de vitamina D puede causar raquitismo, una enfermedad ósea caracterizada por falta de crecimiento y deformidades esqueléticas. Más tarde en la vida, bajo nivel de vitamina D puede causar osteomalacia, una enfermedad de los huesos blandos. La insuficiencia de vitamina D aumenta el riesgo de osteoporosis.

Fuentes de vitamina D

La vitamina D se encuentra naturalmente en pocos alimentos, especialmente en los peces grasos. La mayoría de los estadounidenses obtienen una cantidad significativa de vitamina D de los alimentos fortificados como la leche, el jugo de naranja y cereales. Además de las fuentes de la dieta, el cuerpo produce vitamina D con la exposición a la luz solar. Sin embargo, muchas personas en el hemisferio norte no reciben suficiente luz solar durante los meses de invierno para producir suficiente vitamina D. El bloqueador solar es importante para reducir el riesgo de cáncer de piel de la luz ultravioleta en el sol, pero también limita la producción de vitamina D.

Suplementos de vitamina D

El Institute of Medicine at the National Academy of Sciences revisó las ingestas dietéticas recomendadas de vitamina D en el año 2010 después de revisar todos los datos científicos y clínicos. Los adultos y los niños en los Estados Unidos y Canadá deberían recibir 600 UI de vitamina D al día. Los adultos 71 años en adelante pueden requerir 800 UI. Estas directrices incluyen a las personas que reciben poca exposición al sol. Al igual que con cualquier nuevo suplemento, consulta a tu médico para conocer si un suplemento de vitamina D es el adecuado para ti.

Más galerías de fotos



Escrito por amy liddell | Traducido por verónica sánchez fang