La vitamina D y el exceso de orina

La vitamina D, conocida a veces como la "vitamina del sol" juega un papel importante en muchas de las funciones del cuerpo y una deficiencia de ella puede causar algunos problemas graves. Sin embargo, tomar cantidades excesivas de vitamina D también puede ser problemático. La vitamina D es una vitamina liposoluble que no se elimina por la orina si se ingiere en exceso. Algunos medicamentos pueden aumentar los niveles de vitamina D en la sangre, mientras que otros pueden disminuirlos. Consulta con tu médico antes de tomar suplementos de vitamina D.

La vitamina D

La vitamina D se almacena en el cuerpo y se activa una vez que la piel hace contacto con la luz del sol. También se encuentra en algunos alimentos, especialmente en la leche que ha sido fortificada con esta vitamina. Existen dos formas de vitamina D, el ergocalciferol o vitamina D2 y el colecalciferol, o vitamina D3. Esta última se considera mejor para elevar los niveles de la vitamina en la sangre. Las cantidades adecuadas de vitamina D pueden prevenir la osteoporosis, el raquitismo y la osteomalacia, ya que ayudan al cuerpo a absorber y usar el calcio. También podría ayudar a prevenir la presión arterial alta, los problemas de equilibrio, ciertos tipos de cáncer como el de colon, mama, próstata, piel y páncreas; así como el trastorno afectivo estacional, diabetes, esclerosis múltiple, obesidad y la mortalidad en general. Las nuevas directrices del Institute of Medicine a partir de noviembre de 2010 recomiendan a los adultos hasta los 70 años obtener 600 UIs de vitamina D al día. A partir de los 71 años, deben consumir 800 UIs.

Micción excesiva

La micción frecuente significa la necesidad de orinar con más frecuencia de lo habitual, en comparación con la micción urgente, que es una urgencia repentina y poderosa de orinar acompañada de molestias en la vejiga. La necesidad frecuente de orinar durante la noche se llama nicturia. La mayoría de la gente puede permanecer de seis a ocho horas durante la noche sin tener que orinar. Sin embargo, altas dosis de vitamina D, por encima de 1.000 UIs por día, pueden causar micción frecuente, según el sitio web Spine Universe. Los National Institutes of Health han establecido el límite máximo superior de 1.000 UIs para niños menores de 12 años y de 2.000 UIs para los adultos, pero algunos investigadores argumentan que estos límites son demasiado bajos. Consulta con tu médico si estás tomando más de 1.000 UIs por día y experimentas micción excesiva.

Otros efectos secundarios

Algunos otros efectos secundarios debidos al exceso de vitamina D incluyen sed excesiva, sabor metálico en la boca, pérdida de peso, falta de apetito, cansancio, dolor en los ojos, picazón en la piel, vómitos o diarrea, estreñimiento y problemas musculares. Si estás experimentando cualquiera de estos efectos secundarios por demasiada vitamina D, junto con el exceso de orina, es posible que necesites ver a tu médico y reducir la dosis.

Otras causas de micción frecuente

La necesidad frecuente de orinar también puede ser causada por el embarazo, o por problemas de diabetes o de próstata. Además, también pueden ser causas de micción frecuente la ansiedad, la cistitis intersticial, los medicamentos diuréticos, el síndrome de vejiga hiperactiva, la prostatitis o agrandamiento de la próstata, un accidente cerebrovascular u otras enfermedades del cerebro o del sistema nervioso, algún tumor o masa en la pelvis, la incontinencia urinaria y la vaginitis. Las causas menos comunes incluyen radioterapia en la pelvis, disfunción de la vejiga o cáncer de vejiga. Beber demasiados líquidos antes de acostarse, sobre todo aquellos ricos en cafeína o alcohol, puede causar frecuente necesidad de orinar durante la noche.

Más galerías de fotos



Escrito por betty holt | Traducido por tere colín