¿Qué hace la vitamina D por el cuerpo?

Tus huesos necesitan calcio para formarse y reformarse conforme tu cuerpo cambia y madura. Sin calcio, los huesos se vuelven frágiles y propensos a fracturas. Conforme más vitamina D consumas, mayor cantidad de calcio absorberán tus huesos.

¿De dónde viene la vitamina D?

La vitamina D es soluble en grasas y no solo se encuentra en fuentes alimenticias, sino que también la fabrica el cuerpo. El colesterol en la piel combinado con los rayos UV del sol hacen vitamina D en las glándulas sebáceas de la piel. Estas glándulas secretan a la superficie de la piel y después se reabsorben en el cuerpo, absorbiendo a su vez la vitamina D. Las fuentes alimenticias de esta vitamina incluyen huevo, leche, mantequilla, margarina, queso y pescado.

Cómo la vitamina D transporta el calcio

La forma activa de vitamina D, calcitrol, regula los niveles de calcio en la sangre. El calcitrol estimula una proteína que lleva el calcio a las células intestinales. A partir de ahí, el calcio lleva su camino hacia el flujo sanguíneo para ser absorbido y para mantener la estructura ósea. También se reabsorbe por los riñones. La cantidad de vitamina D presente determina el rango de absorción del mineral en el flujo sanguíneo, y subsecuentemente, los huesos. También preserva calcio para prevenir la pérdida. Los niveles bajos de azúcar en la sangre desencadenan una hormona que trabaja con el calcitrol para repartir el calcio que necesites.

Deficiencia de vitamina D en adultos

La ingesta diaria recomendada de vitamina D es de 15 microgramos, o 600 UI, para hombres y mujeres. La deficiencia en realidad es bastante común, y la falta de alimentos que tengan dicha vitamina o la falta de luz solar con frecuencia es la causa. Las personas intolerantes a la lactosa con frecuencia tienen deficiencia de esta vitamina, ya que no pueden beber leche, así como los vegetarianos que no comen lácteos. La obesidad también es un factor de riesgo, ya que la vitamina D es soluble en grasa y puede abosrberse y quedar atrapada en células grasas en exceso. Asegúrate de que recibes cantidades suficientes de Vitamina D para construir tu densidad ósea y ayudar a prevenir la incidencia de fracturas que pueden ocurrir más fácilmente con huesos débiles.

Deficiencia de vitamina D en adultos mayores

La RDA para vitamina D aumenta a 20 microgramos, u 800 UI, para personas mayores de 70 años, debido a que conforme envejeces, tu densidad ósea probablemente disminuya. Sin el calcio adecuado, y especialmente sin la vitamina D adecuada para transportar dicho calcio, puedes desarrollar enfermedades óseas como osteoporosis y osteomalacia. La osteoporosis provoca que los huesos se vuelvan frágiles, y la osteomalacia causa mineralización ósea y absorción de calcio dañada. Los huesos con estas condiciones tienden a fracturarse, y causan caídas y lesiones permanentes. La suplementación es una solución fácil de evitar la deficiencia, especialmente en edades mayores. Sé cuidadoso de no ingerir más de 100 microgramos, aunque la toxicidad no sea común.

Más galerías de fotos



Escrito por breon boseman-sims | Traducido por arcelia gutiérrez