La vitamina D, ¿afecta el estado de ánimo?

Las mujeres cuentan con un 50 por ciento más de probabilidades que los hombres de sufrir un desorden del ánimo durante sus vidas, y, de forma aproximada, el 9,5 por ciento de los estadounidenses adultos padecen un desorden de este tipo cada año, de acuerdo con el National Institute of Mental Health. El ánimo de una persona consiste en el estado emocional del individuo; por lo tanto, cuando alguna circunstancia afecta ese estado de manera persistente, la persona en cuestión sufre un desorden mental, como la depresión o el desorden afectivo estacional. Los niveles bajos de vitamina D pueden representar un rol significativo en algunos desórdenes del ánimo.

Melancolía invernal


Existen desórdenes del ánimo asociados a la época invernal.

El mito que asevera que todas las personas se sienten deprimidas durante el invierno es inexacto. Según un estudio conducido en la Humboldt University en Berlín, mucha gente no se encuentra afectada ni por las estaciones ni por el clima. No obstante, algunas personas sí sufren de depresión asociada con factores climáticos, y se cree que una deficiencia de vitamina D puede constituir la causa subyacente de este problema. Las variaciones de ánimo relativas a los cambios estacionales se encuentran bien documentadas, afirma la profesora Sue Penchofer en un artículo de Discovery News publicado en diciembre de 2010. Otro estudio publicado en 1999 en el "Journal of Nutrition, Health and Aging" es sólo un ejemplo de las investigaciones que descubrieron una conexión entre la vitamina D y el ánimo. Los participantes con niveles bajos de vitamina D que tomaron suplementos durante el ensayo obtuvieron mejores resultados en la escala de depresión de Hamilton.

Adultos mayores


Niveles bajos de vitamina D pueden afectar el ánimo en adultos mayores.

La deficiencia de vitamina D en adultos mayores constituye una situación común. Este hecho puede estar asociado a desórdenes neurológicos y psiquiátricos. La relación entre la vitamina D y el estado de ánimo en adultos mayores fue objeto de un estudio publicado en diciembre de 2006 en el "The American Journal of Geriatric Psychiatry". Las investigaciones demostraron que las personas mayores con deficiencias de vitamina D de verdad sufrían estados de ánimo melancólicos. Además, su rendimiento cognitivo resultaba afectado. Otro estudio publicado en el ejemplar de julio de 2010 del "The Journal of Clinical Endocrinology and Metabolism" analizó los casos de 531 mujeres y de 423 hombres de 65 años de edad o más. Se descubrió que los hombres y mujeres con bajos niveles de vitamina D poseían un riesgo mayor de desarrollar un estado de ánimo depresivo.

Personas con sobrepeso


Existe una relación entre la depresión y la falta de vitamina D en personas con sobrepeso.

Puede existir una correlación entre la depresión y una deficiencia de vitamina D en personas con sobrepeso y obesas. Un estudio publicado en septiembre de 2008 en el "The Journal of Internal Medicine" descubrió una relación entre síntomas depresivos y niveles bajos de serum 25-hidroxivitamina D, la cual es una forma de vitamina D en el organismo. El tratamiento de los participantes con suplementos de vitamina D reducen los síntomas depresivos. La mejoría se percibió tanto en los grupos que tomaban 20.000 IU semanales como en los que ingerían 40.000 IU de la misma forma.

Advertencias


El exceso de vitamina D puede resultar tóxico.

Es posible tomar un exceso de vitamina D, lo cual puede resultar en una afección médica potencialmente seria conocida como hipervitaminosis D. Esto indica niveles tóxicos de esta vitamina en el organismo. La hipervitaminosis D causa que el calcio se acumule en la sangre, lo cual conduce a problemas como la falta de apetito, debilidad, vómitos, confusión, constipación y náuseas.

Más galerías de fotos



Escrito por sarka-jonae miller | Traducido por sofia elvira rienti