¿El vino tinto es bueno para el hígado graso?

El vino tinto con moderación parece que tiene beneficios cardiovasculares. Algunos de ellos provienen del resveratrol, un antioxidante. En algunos estudios, este antioxidante ha demostrado algunos beneficios en la reducción del hígado graso, una condición común que a menudo se relaciona con la obesidad y que afecta casi al 25% de los estadounidenses, de acuerdo con el National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases. El alcohol, incluyendo el vino, puede dañar más el hígado. Bebe vino tinto para tratar el hígado graso sólo si el médico lo recomienda de forma específica. No bebas vino tinto si tienes problemas con el abuso del alcohol.

Información sobre el hígado graso

Comer alimentos con grasa no es causa del hígado graso, aunque la obesidad sí puede serlo. De hecho, la obesidad es la causa más común de hígado graso en Estados Unidos, informa el gastroenterólogo Dr. Frank Jackson. El abuso del alcohol, la diabetes y los niveles altos de triglicéridos también causan hígado graso, así como algunos medicamentos y enfermedades. Cuando un hígado graso se inflama (una condición conocida como esteato hepatitis) las células se pueden dañar de forma permanente. El evitar sustancias que causen hígado graso es uno de los tratamientos más efectivos para esta condición. La pérdida de peso también es parte importante del tratamiento.

Posibles beneficios del resveratrol

El resveratrol es una sustancia vegetal que cuenta con propiedades antioxidantes. Los antioxidantes ayudan a reducir el daño en las células del ADN, lo que puede beneficiar las células dañadas del hígado. El resveratrol cuenta con una biodisponibilidad baja en humanos, lo que significa que se metaboliza y se elimina rápidamente de tu cuerpo después de la ingestión. Aunque el consumo moderado de alcohol puede reducir la enfermedad cardiaca de 20 a 30%, aún no se ha aclarado si el resveratrol es la causa principal de la reducción, advierte el Linus Pauling Institute.

Estudios

Un estudio animal dirigido por investigadores de la University of the Basque County analizó los efectos del resveratrol en hígado graso no alcohólico en ratas. Las ratas que tomaron resveratrol redujeron la infiltración de la grasa. A partir de aquí, los investigadores concluyeron que la misma cantidad de resveratrol en el vino tinto puede ayudar a disminuir el hígado graso en la gente. Algunas advertencias aplican a este estudio. La investigación se hicieron en ratas, no en personas y el resveratrol puro (no el vino tinto), fue usado como antioxidante.

Riesgos

El alcohol es conocido como una toxina hepática. El hígado graso, aunque por sí mismo no es dañino, puede progresar en algunos casos a un daño más grave de hígado como la cirrosis. Las mujeres son particularmente susceptibles a daño hepático por alcohol. Las Dietary Guidelines for Americans describe que la ingesta segura y moderada de alcohol para las mujeres no debe ser mayor a una copa al día, lo que es igual a uno y no dos vasos de 5 onzas de vino tinto. Para los hombres, dos vasos al día es igual a una ingesta moderada. No bebas más de estas cantidades a menos que tu médico lo prescriba de manera específica.

Más galerías de fotos



Escrito por sharon perkins | Traducido por karen angelica malagon espinosa