¿El vino seco baja la glucemia?

Beber vino bajará tu glucemia, pero no inmediatamente. Lleva aproximadamente ocho horas poder observar una cifra menor de glucemia al beber vino blanco seco, según un estudio publicado en 2007 por "Diabetes Care". Todos los tipos de vino tienen 7 calorías por gramo y se convierten fácilmente en azúcar dentro del cuerpo, el vino blanco seco no es una excepción. En los diabéticos, beber vinos podría causar una hipoglucemia, un nivel muy bajo de glucosa que pude causar hambre, dolor de cabeza, fatiga, temblores y cambios de humor. Bebe alcohol con moderación y habla con tu médico sobre incluir vino en tu plan de manejo de la diabetes.

Glucosa

Tu cuerpo puede usar muchas cosas como combustible, pero la fuente de energía preferida es la glucosa. Esta molécula se sintetiza fácilmente a partir de los carbohidratos de los alimentos que comes, especialmente el azúcar, ya que tu cuerpo puede digerir los carbohidratos simples rápidamente. Los carbohidratos complejos como la fibra de digestión lenta tienen un menor impacto sobre la glucemia. Cuando tu cuerpo produce glucosa, tu páncreas libera insulina, una hormona que ayuda a transportar la glucosa dentro de las células para ser utilizada. La que no va a ser necesaria inmediatamente es trasladada al hígado; una parte se almacena allí y otra se convierte en triglicéridos, un tipo de grasa, y se dirige a las células adiposas.

Tu hígado y la hipoglucemia

Cuando tu cuerpo necesita más energía, podrías comenzar a sentir hambre o cansancio. Las señales hormonales de la necesidad de glucosa y tu hígado libera la glucosa almacenada a tu torrente sanguíneo. Esto aumento la glucosa sanguínea hasta que vuelves a comer y obtienes glucosa fresca. Si tu hígado no puede liberar la glucosa almacenada, la glucemia puede caer aún más, produciendo hipoglucemia o baja glucosa en la sangre. La hipoglucemia puede ocurrir súbitamente pero normalmente no requiere atención médica. Consumir carbohidratos de digestión fácil debería elevar la glucemia en el transcurso de 15 minutos, según el National Diabetes Information Clearinghouse.

El alcohol y tu hígado

Tu hígado es un órgano de eliminación, un filtro que ayuda a eliminar las toxinas y las sustancias innecesarias de tu cuerpo. El alcohol es una de aquellas sustancias. Cuando bebes vino blanco, tu hígado trata de limpiar el alcohol de tu cuerpo lo más rápidamente posible, y deja sus otras funciones, incluyendo la liberación de glucosa. No volverá a liberar glucosa nuevamente hasta haber filtrado todo el alcohol de tu sangre. Esta es la razón por la cual el alcohol puede producir hipoglucemia, especialmente por la mañana luego de beber por la noche, ya que no comes durante la noche.

Conclusión

Disminuir tu nivel de glucosa en ayunas podría no ser tan malo. La hiperglucemia crónica puede aumentar tu riesgo de los efectos secundarios de la diabetes como el daño neurológico, la ceguera y la enfermedad renal. Un estudio de 2007 de "Diabetes Care" muestra que los diabéticos tipo 2 pueden disminuir los niveles A1C bebiendo una moderada cantidad de vino con la cena. Las personas con diabetes tipo 1 podrían despertar con hipoglucemia. No bebas con el estómago vacío y no hagas ejercicio después de beber, ya que la actividad física puede demandar mucha energía y disminuir demasiado los niveles de glucosa.

Más galerías de fotos



Escrito por maura shenker | Traducido por paula santa cruz