Vínculo entre la vitamina D y los temblores

La vitamina D y su deficiencia se ha convertido en un tema candente entre los investigadores y los médicos en la última década. Según diferentes estudios, la vitamina D se ha relacionado no sólo con la salud ósea, sino con la prevención de enfermedades, como las enfermedades autoinmunes, ciertos tipos de cáncer, la obesidad y las enfermedades cardiovasculares. La deficiencia de vitamina D, según un informe de 2009 en los "Archives of Internal Medicine", se ha convertido en un importante problema de salud en los Estados Unidos, con hasta un 77 por ciento de los estadounidenses con deficiencia de vitamina D. Estudios recientes también han vinculado la deficiencia con enfermedades musculares y temblores de Parkinson.

Vitamina D

La vitamina D es un nutriente soluble en grasa creado naturalmente por el cuerpo cuando la piel se expone a los rayos ultravioleta B del sol. Es limitada en los alimentos, a pesar de que se puede encontrar en la leche fortificada y los pescados grasos como el salmón. La vitamina D se mide en la sangre como 25 hidroxivitamina D y se expresa en nanogramos por mililitro, o ng/ml. El intervalo óptimo está entre 30 y 80 nano gramos por mililitro. Si tu nivel de sangre demuestra que tienes entre 20 y 30 nano gramos por mililitro estará considerado como insuficiente; si tus niveles están por debajo de 20 nano gramos por mililitro, se te considera deficiente.

Temblores

Según National Institute of Neurological Disorders and Stroke, los temblores son movimientos musculares involuntarios que se producen de una manera rítmica. Suelen afectar a las manos, los brazos, las piernas, la cabeza y las cuerdas vocales. Pueden ser un síntoma de un trastorno neurológico, o pueden ocurrir en personas sanas, sin causa conocida. No son generalmente peligrosos para la vida, pero pueden llegar a ser vergonzosos y afectar la vida diaria. No existe una cura para los temblores, aunque hay medicamentos que pueden limitarlos y controlarlos.

Enfermedad de Parkinson

La enfermedad de Parkinson es un grupo de trastornos del sistema motor y es el resultado de una pérdida de células cerebrales productoras de dopamina. El Parkinson incluye cuatro síntomas principales, que son los temblores, la rigidez, la bradicinesia o lentitud de movimientos, y la coordinación y problemas de equilibrio. Por lo general afecta a personas mayores de 50 años, y es una enfermedad progresiva. La progresión de la enfermedad puede ser diferente en cada persona; algunas personas ven que los síntomas aumentan gradualmente, y otras tienen síntomas que empeoran rápidamente. No hay cura para el Parkinson, aunque los medicamentos se utilizan para aliviar los síntomas.

Deficiencia de vitamina D y el Parkinson

Numerosos estudios han comenzado a ver una conexión entre la deficiencia de vitamina D, los temblores y enfermedades como el Parkinson. Una publicación de 2007 en “Movement Disorders” declaró la hipótesis de que la vitamina D podría desempeñar un papel en la enfermedad de Parkinson, y que los cambios en la dieta y suplementos pueden ayudar en la prevención y el tratamiento de la enfermedad. Un estudio de 2010 publicado en "Neuropsychobiology" mostró una relación entre la deficiencia de vitamina D y las funciones neurológicas tales como temblores. Los investigadores concluyeron que la corrección de la deficiencia de vitamina D puede reducir el número de trastornos neurológicos como el Parkinson y trastornos neuromusculares diagnosticados.

Consideraciones

Con más estadounidenses con deficiencia en vitamina D y con ella vinculada a muchos trastornos y enfermedades, conocer tu nivel de vitamina D es importante. Consulta con tu médico y haz una prueba de tus niveles de vitamina D. Si eres hay una deficiencia de vitamina D, el médico será capaz de tratar y regular tus niveles de vitamina D y recomendar un plan suplementario para ti.

Más galerías de fotos



Escrito por deborah lundin | Traducido por verónica sánchez fang