Vinculación con los niños adoptados

Puede parecer extraño no sentir una conexión inmediata con el niño que has estado esperando durante tanto tiempo, pero al igual que los nuevos padres a veces necesitan un poco de tiempo para enamorarse de su nueva descendencia, las familias adoptivas pueden necesitar un poco de tiempo para conectarse. Este hecho puede hacer que algunos padres se sientan un poco culpables. Preocuparte de que no estás muy pegado con tu hijo adoptado es uno de los principales factores en el estrés post-adopción, dice Karen J. Foli, una profesora asistente de enfermería en la Universidad de Purdue y autora del libro "The Blues Post-Adopción: Superación los desafíos imprevistos de la adopción." ("La tristeza después de la adopción: Superación de los desafíos imprevistos de la adopción") Construir un vínculo con tu hijo adoptado a veces puede ser difícil, pero con persistencia y determinación, se puede construir una relación para toda la vida.

Beneficios


La conexión les ayuda a sentirse seguros de que cuando te vas, volverás.

La vinculación tiene beneficios más allá de aliviar la depresión después de la adopción. Crea una sensación de seguridad que es importante para el bienestar a largo plazo de tu hijo, explica Elaine Frank, una trabajadora social y cofundadora de: "Después de la adopción", un programa de servicios para después de la adopción. Si tu niño adoptado es un niño o un adolescente, la conexión les ayuda a sentirse seguros de que cuando te vas, volverás. La conexión también fomenta la confianza y la comunicación entre tú y tu hijo, habilidades que serán útiles a medida que crece y va a mejorar su relación cuando se convierta en un adulto, dice Frank.

Retos


La paciencia y el tiempo pueden ayudarte a tí y a tu niño a desarrollar un fuerte vínculo.

La vinculación no siempre es un proceso fácil, según el Departamento de Salud y Servicios Humanos de los EE.UU.. La historia de tu hijo podría hacer más difícil para él construir lazos. Algunos niños adoptados, pueden tener hábitos o actitudes que hacen que sea difícil relacionarse con ellos de inmediato. Los niños que son adoptados de cuidado de crianza o niños mayores que se adoptan pueden resistirse a la conexión porque se sienten abandonados por sus padres biológicos. Tener un nuevo hijo puede ser un trabajo duro, y algunos padres pasan los primeros meses sintiéndose más agotados que entusiasmados con su nueva familia. Algunos padres adoptivos pueden necesitar un poco de tiempo para sentirse como verdaderos padres. La paciencia y el tiempo pueden ayudarte a ti y a tu niño a desarrollar un fuerte vínculo.

Métodos


lgunos niños adoptados pueden llorar a sus familiares perdidos antes de que puedan vincularse completamente con sus nuevos padres.

Establecer ritmos en tu vida familiar que fomenten la unión, como viernes de pizza y noche de juegos o el sábado por la mañana excursión en el centro de la naturaleza. Rutinas como estas ayudan a conectarse, de acuerdo con el Departamento de Salud y Servicios Humanos de los EE.UU.. Si has adoptado a un niño de otra cultura, familiarizarse con la cultura y las celebraciones pueden fortalecer el vínculo con tu hijo adoptivo. Aunque puede ser difícil, la fijación de límites es una parte importante de la vinculación con tu hijo adoptivo, de acuerdo con Frank. Algunos niños adoptados pueden llorar a sus familiares perdidos antes de que puedan vincularse completamente con sus nuevos padres. Un terapeuta que tenga experiencia con niños adoptados puede ser capaz de ayudar.

Recursos


Busca grupos de apoyo y padres de familia que tienen experiencia con la adopción a través de organizaciones.

Si estás luchando para vincularte con el niño adoptado o te sientes culpable por no estar apegado con suficiente rapidez, busca ayuda. Busca grupos de apoyo y padres de familia que tienen experiencia con la adopción a través de organizaciones tales como el Directorio Nacional Foster del Cuidado y la Adopción (childwelfare.gov/nfcad) o llama al Centro Nacional de la Adopción en 800-TO-ADOPT.

Más galerías de fotos



Escrito por holly l. roberts | Traducido por gii urii