¿Es el vinagre de manzana un probiótico?

El vinagre de manzana no es un probiótico, pero se hace con un ingrediente que es útil para los probióticos, según un estudio realizado por el U.S. Department of Agriculture's Agricultural Research Service. El ingrediente clave del vinagre de manzana crudo, sin filtrar, son las manzanas fermentadas que contienen pectina, un elemento esencial para una buena digestión. El vinagre se confunde a menudo con los probióticos porque la pectina en las manzanas promueve la digestión saludable, fomentando el crecimiento de las bacterias buenas, mientras que los probióticos son las bacterias buenas.

Compensando el camino para los probióticos


El vinagre de manzana contiene pectina, pieza clave para la eliminación.

La pectina es un carbohidrato prebiótico natural que se encarga de frenar la absorción de nutrientes al unirse a los productos en tu tracto digestivo que tu cuerpo no puede utilizar. Estos son productos de desecho, como el colesterol, las bacterias dañinas e incluso toxinas y patógenos. Después de que la pectina en el vinagre de manzana se une al "producto de desecho", que lleva los desechos de tu cuerpo a través de la eliminación, que son tus movimientos intestinales regulares, deja a los probióticos en el sistema para que crezcan y continúen protegiendo a tu estómago. El resultado es una relación simbiótica que potencia el sistema digestivo de tu cuerpo.

Más galerías de fotos



Escrito por rhonda alexander, ms, ma, cft | Traducido por mayra cabrera