¿El vinagre es bueno para las mujeres embarazadas?

El acto de comer mientras estas embarazada puede estar cargado de preocupaciones y temores, debido a que ciertos alimentos están prohibidos, y muchos alimentos están en el punto en que pueden ser peligrosos o relativamente seguros. Puedes estar segura de que consumir vinagre durante el embarazo no representa ningún peligro. Además, encontrarás que es útil para algunos quehaceres, ya que desearás limitar tu exposición a ciertos artículos de limpieza comerciales.

Seguro para el consumo

El vinagre no aparece en la lista de alimentos a evitar de la American Pregnancy Association (APA). Un poco de vinagre en una ensalada o una receta que lo incluya, son maneras seguras de consumir el producto y no pondrá tu embarazo en peligro. De hecho, muchas mujeres toma una poción de vinagre para ayudarse a mitigar las náuseas, de acuerdo con Stacey Rosenberg, autora de Natural Pregnancy, Natural Baby (Embarazo natural, bebé natural). Estas mujeres sumergen huesos (cocidos, por supuesto) en vinagre de sidra de manzana, lo que hace que liberen calcio en el líquido. Una pequeña cantidad de la solución puede ayudarles a mitigar las náuseas además de proporcionarle al bebé una dosis extra de calcio.

Peligros asociados

Ten en mente que muchos alimentos que pueden contener vinagre, están prohibidos durante el embarazo. La APA advierte contra el peligro de consumir vegetales sin lavar: no uses vinagre para aderezar vegetales frescos que no hayan sido lavados. El vinagre en sí mismo no presenta ningún peligro, los vegetales sin desinfectar pueden estar contaminados con toxoplasma gondii, el parásito de la toxoplasmosis, la cual puede ocasionar un parto prematuro y que el bebé nazca con bajo peso; así como puede nacer con condiciones severas como retardo mental y ataques, de acuerdo con la APA. Tampoco consumas pescados o mariscos (como las ostras), sin cocinar con salsas de vinagre. Una vez más, lo que representa un riesgo es el alimento mal cocido y no el vinagre.

Acidez estomacal

Aunque el vinagre es seguro, es ácido, lo que significa que puede causar acidez estomacal, de acuerdo con Marguerite Patten, O.B.E., y Jeannette Ewin, Ph.D. Autoras de The Healthy Gut Cookbook (Recetario del estómago sano). Durante el embarazo es probable que haya acidez estomacal porque el aumento en la cantidad de progesterona en tu cuerpo ocasiona que la válvula que evita que los ácidos de tu estomago suban a tu esófago se relaje, aumentando el riesgo de padecer de acidez estomacal, de acuerdo a la APA. Evitar alimentos ácidos es una manera de reducir las posibilidades de desarrollar esta incomoda condición. Si consumes vinagre y experimentas acidez estomacal, intenta tomar un vaso de leche o unyogur; ambos pueden mitigar la sensación de ardor, según la APA.

También es bueno para la limpieza

Aunque la mayoría de los limpiadores comerciales son seguros para su uso durante el embarazo, eso sólo se aplica si estás limpiando en un área bien ventilada donde no estés inhalando los fuertes vapores, y si estas usando guantes protectores, afirma la APA. El vinagre es un producto natural de limpieza que puede mantener tus espejos, ventanas y pisos, brillantes y saneados. Agrega vinagre blanco en una botella rociadora y úsala para limpiar tus espejos y ventanas. O combina vinagre blanco con agua caliente y usa la mezcla para limpiar tus pisos. Si te preocupas por los artículos de limpieza comerciales, consulta con tu doctor para mitigar tus temores o cambia al vinagre hasta que des a luz.

Más galerías de fotos



Escrito por sara ipatenco | Traducido por maria del rocio canales