Cómo tener un vientre plano y muslos más delgados

No puedes tocar tu cuerpo con una varita mágica y derretir la grasa de los lugares que elijas. En cambio, el ejercicio y el control de calorías te permitirá perder grasa de todo el cuerpo, incluyendo el estómago y los muslos. La clave para lograr tus objetivos es el entrenamiento constante. El American College of Sports Medicine sugiere ejercitarse la mayoría de los días de la semana durante 60 minutos, al tratar de alterar tu composición corporal.

Monitorea tus calorías

La única manera de derretir la grasa es quemar más calorías que las que consumes. Para perder 1 libra de grasa debes crear un déficit calórico de 3.500 calorías. Controla tu ingesta de calorías y reduce entre 200 y 300 calorías de tu dieta diaria. Elimina las calorías vacías como las gaseosas y la comida rápida, ya que proporcionan a tu cuerpo con poco o ningún valor nutritivo y pueden acumularse rápidamente. Elige comer carnes magras, granos enteros, productos lácteos bajos en grasa, frutas, verduras y frutos secos para mantener tu cuerpo alimentado y sintiéndose saciado, lo cual evita comer en exceso.

Entrena aeróbicamente

Entrena aeróbicamente durante 60 minutos al día para conseguir tu estómago plano y metas más delgadas del muslo. El entrenamiento cardio quema una gran cantidad de calorías. Elige correr, nadar, subir escaleras, todos estos activan la parte inferior del cuerpo y pueden quemar entre 500 y 900 calorías, dependiendo de tu intensidad.

Fortalecer tu núcleo

El entrenamiento del núcleo puede ayudarte a construir la fuerza abdominal y tonificar tu vientre mediante el aumento de tu masa muscular. Agregar ejercicios del núcleo después de tu entrenamiento cardio puede ayudarte a lograr un vientre más plano de una manera más rápida. Realiza abdominales bicicleta, abdominales, planchas y patadas de tijera. Estos ejercicios calisténicos fortalecen el recto abdominal, los oblicuos externos, los oblicuos internos y los abdominales transversales los cuales fomentan abdominales delgados y tonificados. Completa tres series de 15 a 20 repeticiones por ejercicio.

Tonificar la parte baja del cuerpo

Entrena la fuerza de la parte inferior del cuerpo con el entrenamiento de circuito. Completa de seis a 10 diferentes ejercicios, un ejercicio tras otro sin descanso. Este tipo de entrenamiento aumenta tu masa magra a la vez que eleva tu ritmo cardiaco para quemar grandes cantidades de calorías. Por ejemplo, lleva a cabo un minuto de sentadillas, saltos, estocadas, saltos desde sentadilla, peso muerto, press de piernas y ejercicio de estocadas. Descansa por tres minutos y realiza el circuito tres veces más.

Más galerías de fotos



Escrito por roger cahill | Traducido por erick montesdeoca