Cómo conseguir un vientre plano a los 50

Conseguir un vientre plano a los 50 requiere una estrecha atención a la dieta y al ejercicio. Con la edad, el cuerpo disminuye la producción de hormonas, la tasa metabólica y la masa muscular magra. Para contrarrestar estas fuerzas, debes elegir los alimentos adecuados y trabajar de manera eficiente. Sigue estas sencillas pautas para conseguir un vientre plano a los 50.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Necesitarás

  • Proteína Batida
  • Cáscara de psyllium
  • Suplemento de calcio

Instrucciones

  1. Come seis comidas pequeñas al día, espaciadas de dos a tres horas de distancia. Comer más frecuentemente ayuda a suprimir el hambre, estabilizar el azúcar en la sangre y a formar músculo metabólicamente activo, de acuerdo con "la dieta del ABS." Pero lo más importante es que esta técnica eleva la tasa metabólica, que disminuye drásticamente con la edad.

  2. Selecciona alimentos limpios que no se almacenan fácilmente como la grasa corporal. Esto se vuelve más importante cuando te enfrentas a una disminución de la tasa metabólica, de acuerdo con el artículo "Cinco Principios Esenciales para ayudar a perder grasa si tienes más de 40". Con la edad, tu cuerpo tiende a almacenar más grasa, con pocas calorías, por lo que seleccionar tus alimentos es más importante que nunca. Come proteínas magras como el pescado, pavo o pollo. Para los carbohidratos, elige avena de bajo índice glicémico, arroz integral, pan integral o pastas, frutas y verduras frescas. Obtén grasas saludables de fuentes como la linaza, el aceite de pescado, el aguacate, la mantequilla de maní natural o aceite de oliva.

  3. Aumenta tu ingesta de proteínas de 1,2 a 1,5 g por libra de peso corporal. A los 50, el cuerpo enfrenta desgaste muscular y deterioro metabólico, lo que puede contrarrestar tus esfuerzos para perder peso. Ingerir más proteína combate ambos factores, de acuerdo con "Xtreme Lean" de los autores de Jonathan Lawson y Steve Holman. Considera la posibilidad de un suplemento de proteínas que mezcle proteína de suero, caseína, huevo o soja.

  4. Toma más calcio y fibra dietética y limita la ingesta de sodio. Algunas personas tienen que reducir la ingesta de hidratos de carbono para conseguir un vientre plano, lo cual puede disminuir la ingesta de fibra dietética. Considera la posibilidad de un suplemento de fibra, tal como la cáscara de psyllium, que puede ser añadida a los batidos de proteína. Limitar la ingesta de sodio, especialmente si tienes la presión arterial alta, para evitar el almacenamiento de exceso de líquido que puede ocultar un vientre plano con la hinchazón. Trata de ingerir un total diario de 1.200 a 1.500 mg de calcio, que desempeña un papel directo en la construcción de la masa ósea y la quema de grasa, de acuerdo con "La Biblia de quema de grasa".

  5. Haz entrenamiento de resistencia de tres a cinco días por semana. El levantamiento de pesas mantiene los huesos fuertes, eleva las hormonas quema grasa, desarrolla los músculos y acelera el metabolismo, de acuerdo con "la dieta del ABS." El entrenamiento de resistencia no sólo quema la grasa mientras haces ejercicio, sino que también eleva la tasa metabólica hasta 48 horas después, según el autor David Zinczenko. Si haces ejercicio cada dos días (lunes, miércoles y viernes) vas a quemar más grasa durante toda la semana.

  6. Haz cardio sin lesionar tus articulaciones por 30 minutos hasta seis días a la semana, y dos veces al día si es necesario. El cardio de bajo impacto, para las personas con articulaciones lesionadas, puede incluir la máquina elíptica, natación o caminar en la cinta. Experimenta con diferentes formas de cardio para encontrar uno que te guste y puedas tolerar. Sigue los consejos del autor Jeff Anderson y haz cardio inmediatamente después del entrenamiento de resistencia para ayudar a reducir tu estómago.

Más galerías de fotos



Escrito por andrew bennett | Traducido por juan orduna