Cómo viajar con leche materna

Ya sea que alimentes a tu bebé con leche materna o fórmula, viajar con leche para bebé es una preocupación y requiere algo de preparación. Las madres lactantes que desean dar leche materna con un biberón mientras viajan probablemente necesitarán tener un suministro de leche extraída con varias semanas de anticipación. Si estás usando fórmula, debes decidir entre la fórmula en polvo, concentrada o la lista y determinar si tendrás acceso a agua que sea apropiada para el bebé para hacerla. También debes tener en consideración la necesidad de refrigeración y, si viajas por aire, las regulaciones del gobierno para transportar fluidos en los aviones.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Refrigerador con paquetes de hielo
  • Agua destilada o en botella, si se viaja por auto

Instrucciones

  1. Prepara la leche del bebé para el viaje. Ten en consideración la duración del viaje y cuánto tiempo estarás lejos de casa. Guarda leche extraída en contenedores o botellas limpios y a prueba de fugas. Guarda la fórmula en polvo en un dispensador o en botellas lista para mezclar.

  2. Compra suficiente agua destilada o embotellada para mezclar con la fórmula en polvo o concentrada, si viajas en auto. Planea comprar agua embotellada para mezclar luego de que pases el punto de seguridad, si viajes por aire. Las regulaciones gubernamentales no permitirán que lleves más de tres onzas (85 gr) de agua a través de la seguridad del aeropuerto.

  3. Empaca la leche materna o la fórmula preparada en una bolsa refrigeradora aislante, con paquetes de hielo. A temperaturas de 5 a 30 grados Fahrenheit (-15 y 3.88 °C), la leche materna debería mantenerse fresca por 24 horas. La fórmula se mantendrá fresca durante varias horas. La fórmula ya preparada o la concentrada no necesita ser refrigerada o colocada en una conservadora hasta que se abre; aunque, si estás volando, deberías mantener la fórmula junta para hacer más fácil la inspección en el aeropuerto.

  4. Separa la leche materna o la fórmula del resto de los líquidos, geles o aerosoles, si viajas por aire. Esto acelerará el proceso a través de los puntos de Administración de Seguridad de Transportación, o TSA, en el aeropuerto.

  5. Declara la leche para inspección si estás viajando por aire. La TSA requiere que informes al oficial de TSA en el punto de seguridad que estás viajando con leche materna.

  6. Presenta la conservadora con la leche materna para inspección una vez que hayas llegado a la estación de rayos X. Según la TSA, la fórmula de bebé, la leche materna y los jugos están sujetos a inspecciones adicionales, aunque no se te pedirá que pruebes, o hagas que el bebé pruebe, la fórmula, leche materna o jugo.

Más galerías de fotos



Escrito por kira jaines | Traducido por cinthia perez