Viajar durante el embarazo cuando se está a término

Antes de que la alimentación de la madrugada, los cambios frecuentes de pañal y la pérdida de sueño comience, es posible que desees disfrutar de lo que algunos han llamado una "luna de bebé", una escapada antes de que un nuevo bebé llega. Tu trabajo también puede exigir que estés de viaje, incluso al estar a término, antes de comenzar tu licencia de maternidad. Viajar durante el término es generalmente permitido, con algunas restricciones, riesgos y consejos en cuenta antes de planificar tu viaje.

Por tierra y mar

Si has experimentado un embarazo sin complicaciones, tu obstetra probablemente te permitirá viajar a término, dependiendo de qué tan avanzada estés en tu tercer trimestre. Si vas a viajar por tierra, la mayoría de los obstetras permiten a las mujeres a término -las tres últimas semanas de embarazo- viajar en tren, autobús o coche hasta dos horas lejos de casa. Los cruceros son permitidos, pero no se recomienda cuando estás a término, debido a los posible mareos por el movimiento y posibilidades de contratación norovirus, un virus que puede causar náuseas y vómitos durante uno o dos días.

Viaje aéreo

Si vas a volar a tu destino, la mayoría de las compañías aéreas requieren el permiso de tu médico escrito. El American College of Obstetricians and Gynecologists recomienda que las mujeres embarazadas no viajen después de las 36 semanas. Aerolíneas como JetBlue y US Airways permiten viajar a término, pero requieren una carta si estás dentro de los siete días de tu fecha de parto. Otras aerolíneas solicitan una carta de consentimiento en el último mes de embarazo. Delta Airlines y Southwest Airlines no tienen restricciones, pero afirman que se debe discutir con tu médico sobre el viaje antes de reservar tu billete.

Riesgos

Viajar es generalmente seguro para las mujeres embarazadas a término. Aún así, los coágulos de sangre representan un riesgo al viajar a término debido a la falta de circulación si permaneces sentada por períodos largos. Los médicos explican que las mujeres coagulan más fácilmente durante el embarazo, ya que es la preparación del cuerpo natural para reducir el sangrado durante el parto, afirma Lifeblood, the Thrombosis Charity, una organización británica para crear conciencia sobre los trastornos de la coagulación de la sangre. "La reducción en el flujo sanguíneo se hace evidente en el embarazo a las 16 semanas y se encuentra en su más lento acercamiento a término ya que tu cuerpo se prepara para la entrega efectiva", señala el grupo. Por lo tanto, los obstetras recomiendan estirar las piernas cada 30 minutos para mantener la sangre circulando.

Consejos

Para estar cómoda cuando estés en tu máximo, selecciona un asiento de pasillo para tener más espacio y un fácil acceso al baño. Usa ropa suelta y cómoda y vístete en capas. Empaca tus pertenencias en una mochila para distribuir uniformemente el peso y evitar la tensión de espalda. Al término, caminar largas distancias puede ser un desafío. Si el aeropuerto es grande, o si estás fatigada, solicita una silla de ruedas hasta la puerta de embarque.

Más galerías de fotos



Escrito por audrey furlong | Traducido por georgina velázquez