Cómo vestirte para adelgazar tus piernas y glúteos

"Acentúa lo positivo y elimina lo negativo" es el lema perfecto para vestirte y adelgazar tus piernas y glúteos. Lucir lo mejor posible se trata de estilizar estratégicamente, eligiendo ropa con colores, cortes, estampados y detalles que te den una apariencia que te adelgace. Aunque la dieta y el ejercicio son las únicas formas de perder esas pulgadas en tu mitad inferior, lo que uses y cómo lo uses puede favorecer a tu figura y darte unas piernas y glúteos de apariencia más esbelta.

Nivel de dificultad:
Fácil

Instrucciones

  1. Apégate a los vaqueros sencillos, de un sólo color y oscuros para adelgazar las piernas. Cuando te prueben vaqueros, asegúrate de que los bolsillos se asientan centrados en tu cola para minimizar tus nalgas.

  2. Selecciona telas elásticas para obtener una imagen más esbelta. Usa vaqueros hechos de spandex, ya que este material les da forma a tus piernas y glúteos sin apretar la línea de la cintura.

  3. Elige unos pantalones con pliegues frontales y delgadas líneas verticales. Estas líneas alargan tus piernas.

  4. Equilibra unos muslos gruesos y una parte inferior más amplia con pantalones con piernas anchas y cortes acampanados que lleguen casi al piso. La longitud extra y la silueta de columna hace que parezcas más alta, y por lo tanto, más delgada.

  5. Usa vestidos de telas planas con faldas acampanadas que terminen justo después de las rodillas para esconder los muslos más gruesos. Para reducir tu cola, prueba una tela de jersey áspera. Al igual que con los pantalones, los pliegues frontales en las faldas son un extra.

  6. Combina tus pantalones con las blusas correctas. Las mangas cortas y las blusas campesinas sueltas son perfectas para usar vaqueros oscuros. Sin importar si es un blazer de negocios o un abrigo de clima frío, elige una chaqueta larga con líneas verticales y solapas estrechas. La chaqueta debe terminar justo debajo de tu cola.

Consejos y advertencias

  • La regla de telas planas se aplica también a la ropa interior. Esta debe ser delgada, plana e invisible bajo tu ropa.
  • Los tacones altos pueden añadir pulgadas a tu altura mientras le dan forma a tus pantorrillas, pero también pueden causar dolor en las piernas y pies e incluso pueden acortar tu tendón de Aquiles con el tiempo. Al igual que con muchos gustos en la vida, los tacones altos deben ser usados con moderación. Si los tacones son tus zapatos adelgazadores de uso común, estira tus piernas y pies a lo largo del día y dales a tus pies un descanso de los tacones cuando te sientes.
  • Nunca intentes esforzarte por caber en una prenda. Date espacio para respirar y moverte. La ropa que es demasiado apretada, especialmente los pantalones, atrae la atención a los bultos y a tu panza.

Más galerías de fotos



Escrito por ivy morris | Traducido por ana maría guevara