Cómo vestir a un recién nacido en verano

Los meses de verano a menudo significan tiempo al aire libre durante las reuniones familiares, barbacoas y otros eventos sociales. Vestir a tu recién nacido requiere más de un agudo sentido de la moda de bebé. La seguridad y la salud de tu bebé juegan un papel en la ropa que elijas en el verano. El calor del verano puede llevar a un sobrecalentamiento si estás usando demasiada ropa. Los rayos del sol que golpean tu piel aumentan directamente el riesgo de quemaduras solares y daños en la piel. Un balance de la cobertura y la ropa fresca lo mantiene contento y seguro durante el verano.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Mono
  • Pantalones
  • Falda
  • Vestido de tirantes
  • Enterito
  • Calcetines
  • Protector solar
  • Sombrero para el sol

Instrucciones

  1. Viste a tu recién nacido en una capa base con un mono de algodón, que sea una camiseta con broches que se sujeten entre las piernas para mantenerlo en su lugar. Elige colores claros para mantener a tu bebé fresco si salen de casa. El mono permite añadir capas o quitarlas según sea necesario ofreciendo cobertura con el mono.

  2. Añade un par de pantalones cortos, una falda o unos pantalones finos sobre el mono. La elección de una prenda corta para ir en la parte inferior permite que las piernas de tu recién nacido permanezcan más frescas, sobre todo cuando vas al aire libre. Para una niña, un vestido de recién nacido puede reemplazar la combinación de mono y pantalones.

  3. Viste a tu recién nacido en capas adicionales, como un enterito liviano o camisa de manga larga si es bajo techo en un lugar fresco, con aire acondicionado. Siente las manos y los pies periódicamente para asegurar que no estén frías. Añade medias si sus pies están fríos adentro.

  4. Aplica protector solar a toda la piel expuesta de tu recién nacido todas las veces que salgan.

Consejos y advertencias

  • Revisa al bebé frecuentemente para buscar signos de sobrecalentamiento, como piel caliente, agitación y letargo.
  • Mantén en el interior al recién nacido o a la sombra tanto como sea posible durante los meses de verano.
  • Guarda opciones de ropa adicionales, tanto prendas más abrigadas como más frescas, en la bolsa de los pañales por si el clima o la temperatura interior cambian.

Más galerías de fotos



Escrito por shelley frost | Traducido por lucia ayala