Cómo vestir a un bebé para la hora de dormir

Vestir a un bebé apropiadamente por la noche puede hacer que esté más cómodo y que duerma mejor. Los padres de bebés recién nacidos hasta los cuatro meses pueden considerar las siguientes recomendaciones de la American Academy of Pediatrics (AAP) para la vestimenta nocturna para ayudar a reducir el potencial del Síndrome de Muerte Súbita Infantil, o SIDS por sus siglas en inglés, como en el caso de las prendas ligeras y que se ajustan bien. Puedes vestir a los bebés más grandes a gusto y según su comodidad.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Prendas para dormir
  • Medias
  • Prenda enteriza

Instrucciones

  1. Elige prendas para dormir que se ajusten bien al bebé, que no queden demasiado flojas alrededor del cuello, brazos y pies y que no tengan el potencial de subirse por sobre el rostro del infante. Elige una prenda enteriza que se cierre al frente o una de dos piezas con camiseta y pantalón que se una a la altura de la cintura. Considera una bolsa de dormir que se ajusten bien en las muñecas y el cuello y que no tenga capucha, la cual puede posar un peligro de asfixia.

  2. Elige prendas para dormir que sean ligeras y que no causen que el bebé tenga demasiado calor. Considera vestirlo con capas que pueden ser removidas o ajustadas si el bebé tiene mucho calor. Vístelo con una prenda enteriza bajo la otra vestimenta si lo deseas. Pon medias en sus pies, las cuales pueden remover en caso de que tenga mucho calor.

  3. Abre la bolsa de dormir y colócala sobre una superficie plana. Coloca al bebé sobre ella e inserta sus brazos y piernas en la prenda según sea apropiado. Ajusta la bolsa para asegurarte de que no se suba sobre el rostro del bebé. Utiliza una manta con cierre, si está disponible con la prenda, asegurando la pestaña en la parte superior del cierre. Coloca mitones suaves sobre las manos del bebé, si aplica, para evitar que se rasguñe el rostro.

Más galerías de fotos



Escrito por elizabeth otto | Traducido por ana grasso