Verduras bajas en proteína

Con la excepción de la soja, las fuentes de proteína de la planta carecen de uno o más de los aminoácidos esenciales encontrados en los alimentos de origen animal. Aunque puedes conseguir un montón de los aminoácidos esenciales comiendo una dieta vegetariana bien planificada, la mayoría de las variedades de las hortalizas contribuyen con un pequeño porcentaje de la proteína consumida en una dieta media que incluye productos de origen animal.

Identificación


Verduras frescas.

La U.S. Food and Drug Administration asigna a los nutrientes y macronutrientes un valor diario, que representa la ingesta sugerida de un nutriente determinado. El valor diario de proteína es de 50 gramos para los adultos, basado en una dieta de 2.000 calorías. Una buena fuente de proteína proporciona de cinco a 10 gramos. Para que una verdura califique como una fuente de proteína baja, debe contener cuatro gramos o menos de la proteína.

Tipos


Hojas de lechuga.

Aunque el contenido en proteínas de los vegetales varía según el tipo, la mayoría se considera baja en proteína. Los vegetales verdes, como la lechuga, repollo, pimiento y espárragos proporcionan sólo de uno a dos gramos de proteína por porción. El brócoli y las espinacas son excepciones, proporcionando de cuatro a cinco gramos por porción, respectivamente. Las verduras de color naranja, como las zanahorias, batatas y calabaza también contienen sólo uno o dos gramos. Las verduras con almidón son generalmente más altas en proteína que otras variedades. Las batatas y el maíz, por ejemplo, proporcionan de tres a cuatro gramos de proteína. Los guisantes verdes califican como una buena fuente de proteína, proporcionando más de ocho gramos de proteína por una taza de la porción, según el U.S. Department of Agriculture.

Importancia


Legumbres.

Una variedad de alimentos, incluyendo las verduras, contienen por lo menos algo de proteína y contribuyen a la ingesta de proteína total. Aparte de las legumbres, las verduras generalmente no se reconocen por su contenido de proteína. Las verduras son buenas fuentes de varios otros nutrientes, incluyendo vitamina A, vitamina C, potasio y fibra. Varía las verduras en tu dieta para asegurar que obtengas los beneficios nutricionales de los diferentes tipos que tienen que ofrecer.

Consideraciones


El pollo es una proteína magra.

La mayoría de la gente obtiene suficiente proteína sin contar los gramos. Demasiada proteína es poco probable a menos que tu dieta incluya una cantidad desproporcionada de alimentos ricos en proteínas, como la carne y las aves de corral. En general, entre el 10 y el 35% de tus calorías deben provenir de las proteínas, según los Centers for Disease Control and Prevention. Las personas con una enfermedad renal podrían necesitar seguir una dieta baja en proteínas y deben buscar asesoramiento de un profesional de la salud para desarrollar un plan de alimentación adecuado.

Excepciones


Guisantes frescos.

Los guisantes y los frijoles secos pueden contar como cualquier verdura o como fuentes de proteína en el grupo de carne y frijoles, según el USDA. Si consumes carne, pescado y aves de corral, los guisantes y los frijoles secos cuentan la ingesta de frutas y hortalizas. Las leguminosas, como la soja, garbanzos, frijoles rojos, guisantes negros y frijoles pintos, son buenas fuentes de proteína, proporcionando 11 gramos o más en una porción de una taza. Por otra parte, algunas variedades de hortalizas no tienen proteína, incluyendo apio, cebolla y rábanos.

Más galerías de fotos



Escrito por pam murphy | Traducido por maria gloria garcia menendez