Verduras y frutas que causan gases

La expulsión de gases, los eructos y los dolores a causa de la hinchazón son naturales y pueden ser provocador por la ingesta de aire al comer o por la descomposición de los alimentos durante el proceso digestivo. Reducir el consumo de alimentos que producen gases puede reducir la hinchazón y el dolor. Aunque muchos carbohidratos provocan gases, existen verduras, como el brócoli (broccoli), y frutas, como las manzanas, que causan los mismos efectos.

Las verduras y las frutas son ricas en fibras

Las judías, los guisantes y la mayoría de las frutas contienen fibras solubles que se disuelven fácilmente en agua y se ablandan y adquieren la textura de un gel en los intestinos. Las fibras solubles no se descomponen hasta que llegan al intestino grueso y es aquí donde la digestión de fibras causan gases. Reducir el consumo de alimentos ricos en fibras y volver a introducirlos gradualmente en la dieta puede ayudar a determinar la cantidad de fibras que puedes digerir sin hinchazón y dolor por gases.

Vegetales almidonados

El cuerpo no puede digerir vegetales almidonados, como las papas y el maíz (corn) en el intestino delgado porque las enzimas necesarias para la digestión están ausentes o su presencia es insuficiente. Es en el intestino grueso donde las papas y el maíz son digeridos por las bacterias. Este proceso, según el National Digestive Diseases Information Clearinghouse, provoca gases de dióxido de carbono, hidrógeno y, en un tercio de la población, metano, que eventualmente se expulsarán a través del recto. Las personas que tienen más gases que otras pueden tener un desequilibro en dos tipos de bacterias, una que produce hidrógeno y otra que lo destruye.

Judías y verduras que contienen rafinosa

La mayoría de los alimentos que contienen carbohidratos provocan gases, así lo indica el National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases, en particular aquellos que tienen rafinosa, un tipo de azúcar complejo. Este azúcar se encuentra en las judías, las judías al horno (baked beans) y las lentejas (lentils) pero también en las coles de Bruselas (Brussels sprouts), el brócoli, la col, los espárragos (asparagus) el chucrut (sauerkraut) y el coliflor (cauliflower).

Frutas y verduras que contienen fructosa

Las alimentos que contienen fructosa también pueden provocar gases y dolor por gases. Entre ellos se incluyen la mayoría de las frutas, como las peras (pears), los dátiles (dates), las uvas pasas (raisins), los higos (figs), las pasas (prunes), las uvas (grapes), las piñas, (pineapple), las manzanas (apples) y los plátanos (bananas). La fructosa presente en los frutos secos, como duraznos (peaches) y albaricoque (apricots) disecados, también provoca gases y lo mismo ocurre con las cerezas (cherries), los arándanos (blueberries) y el kiwi y la fructosa presente en los jugos de fruta. Las cebollas (onions) y las alcachofas (artichokes) son vegetales que contienen fructosa y, por lo tanto, pueden provocar gases.

Frutas que contienen sorbitol

Los duraznos, las peras, las manzanas y las pasas contienen sorbitol, un tipo de azúcar que provoca gases. El sorbitol también se encuentra en alimentos dietéticos como un aditivo, aunque causa diarrea, inflamación y flatulencias. Este azúcar polialcohol no es digerido por el intestino delgado y, cuando pasa por el colon, provoca deposiciones acuosas, obstruye la absorción de nutrientes y hasta incluso puede causar deshidratación.

Más galerías de fotos



Escrito por francine juhasz | Traducido por valeria d'ambrosio