¿El té verde suprime el apetito?

Después del agua puede considerarse al té verde como la bebida más popular en el mundo. Las sociedades asiáticas aprecian las hojas parcialmente fermentadas de la camelia sinensis y el té verde puede encontrarse como parte de muchas ceremonias culturales en China y Japón. Dicha infusión recientemente ha llamado más la atención del mundo occidental, tanto como una alternativa saludable al té negro como una prometedora ayuda para perder peso. Uno de los beneficios ofrecidos por el té verde se centra en torno a su supuesta capacidad para suprimir el apetito.

Desglose de catecolaminas

El té verde parece demostrar la capacidad para suprimir el apetito, aunque una serie de mecanismos pueden estar implicados. El principal factor supresor del apetito se encuentra detrás de su efecto en la norepinefrina y la dopamina. Estas dos hormonas peptídicas conocidas como catecolaminas, activan el sistema nervioso simpático; uno de los efectos conocidos incluye una reducción en el deseo de la comida. Los investigadores creen que el ECGC, uno de los compuestos más activos en el té verde, media este efecto al inhibir la ruptura de una enzima que normalmente descompone las catecolaminas.

Producción de CCK

Uno de los métodos empleados por el cuerpo para manejar el apetito implica la producción de CCK. Esta hormona, liberada en el intestino después de consumir una comida, le dice al cerebro que el cuerpo ha recibido la cantidad adecuada de alimentos. La liberación de esta hormona reduce de inmediato el apetito. El consumo de té verde aumenta la liberación de CCK.

Aumento de la quema de grasa

Más allá de sus efectos en el apetito, el té verde demuestra efectos adicionales en la quema de grasa. Los polifenoles contenidos en el té verde, que incluyen EGCG, aumentan la termogénesis, preferentemente quemando grasa en lugar de proteínas. Estudios compararon la tasa de quema de grasa en un grupo que consumió té verde contra otro grupo que no lo hizo. Éstos encontraron que los polifenoles contenidos en la infusión tuvieron un buen desempeño. Mientras que el gasto de energía de la grasa en el grupo controlado fue sólo de 31,6 por ciento del uso total de energía, este se elevó a 41,5 por ciento en el grupo de té verde.

Otros efectos en la salud

A diferencia de otros agentes para quemar grasa, el té verde no presenta efectos perjudiciales en el sistema cardiovascular. Debido a que la mayoría de agentes termogénicos actúan como estimulantes, pueden ocurrir efectos secundarios tales como el aumento del ritmo cardíaco y la ansiedad. El té verde proporciona un alto nivel de antioxidantes, los cuales pueden mejorar la salud del corazón y las arterias, y el alto contenido del aminoácido teanina puede proporcionar efectos calmantes sobre el usuario. El Dr. Joseph Mercola, médico certificado por American College of Osteopathic General Practitioners y un exitoso autor, aboga el uso del té verde para la prevención de muchas enfermedades crónicas.

Efectos secundarios

Los investigadores no asocian muchos efectos secundarios al té verde, incluso en cantidades muy grandes. Los estudios han demostrado que los signos de toxicidad sólo se producen cuando la ingesta alcanza el equivalente de 1.200 tazas al día en un individuo de 150 libras. Se ha propuesto que el alto contenido de polifenoles de té verde podría interrumpir la absorción de minerales, con la posible inhibición de fuentes vegetales de hierro.

Más galerías de fotos



Escrito por marek doyle | Traducido por ana karen salgado beltrán