Ventajas de la técnica de estiramiento estático

Cuando piensas en un programa de ejercicio, tu mente probablemente visualiza movimientos aeróbicos y acondicionamiento muscular. El estiramiento debe ser un componente esencial de cualquier plan de ejercicio físico, pero a menudo es el más descuidado. El estiramiento estático es una técnica que ayuda al alcance y balance del cuerpo. Incluir estiramientos estáticos en tu rutina de ejercicios te proporcionará muchas ventajas.

Abre tu radio de movimiento

Uno de los beneficios del estiramiento es mejorar tu flexibilidad. La cual se refiere a la amplitud de movimiento de una articulación. Los diferentes tipos de estiramiento, como el estático, pueden aumentar la flexibilidad de tus rodillas, caderas, hombros y tobillos. Mejorar tu flexibilidad te permitirá moverte con mayor libertad y eficiencia.

Reduce el estrés

El estiramiento estático puede ser relajante, tanto física como mentalmente. Los estiramientos que realices deben ser cómodos y deben exigirte un esfuerzo mínimo. Esto puede dar a tu cuerpo y cerebro la oportunidad de relajarse. Se recomienda respirar profunda y lentamente al realizar estiramientos estáticos. Para algunas personas, esto reduce la sensación de estrés. Uno de los efectos secundarios del estrés es que incrementa la tensión en los músculos. Los estiramientos estáticos pueden ayudarte a aliviar esa tensión.

Equilibra tu cuerpo

Una flexibilidad deficiente en uno o más grupos musculares puede causar desequilibrios musculares o mala postura. Los que se sienten apretados tiran de las articulaciones y, lentamente, pueden crear un cambio en la alineación de tu cuerpo. Las personas con desequilibrios musculares y óseos parecen ser más propensas a lesiones. Cuando la amplitud de movimiento se reduce puede deberse a la falta de movimiento regular o al uso excesivo de ciertos músculos. Por ejemplo, los corredores tienen los flexores de la cadera apretados. Estos son los músculos que conectan la parte delantera de la cadera al muslo y pueden beneficiarse con los estiramientos estáticos.

Estiramiento exitoso

Para sacar el máximo provecho de los estiramientos estáticos, no debes ejercitarte sin haber calentado tus músculos. Realiza una rutina de calentamiento aeróbico de cinco a 10 minutos o deja los estiramientos para el final de tu entrenamiento. Al sentir que quieres estirarte más, procura no hacerlo más allá de tu alcance normal de movimiento. Debes sentir un poco de tensión en los músculos mientras te estiras, pero permanece dentro de la zona libre de dolor. Mantén cada estiramiento de 15 a 30 segundos. Respira lenta y profundamente mientras mantienes la tensión del cuerpo y no te balancees. Si el tiempo lo permite, repite cada ejercicio de tres a cinco veces. Incluye estiramientos para todos los grupos musculares principales, pero pasa tiempo adicional con los músculos que sientas apretados o que utilizas con más frecuencia durante el día. Por ejemplo, si conduces un vehículo o escribes en tu computadora, entonces enfoca tu atención en la parte delantera de los hombros y en el pecho.

Más galerías de fotos



Escrito por christine st. laurent | Traducido por xochitl gutierrez cervantes