Ventajas de sprints vs. la distancia en natación

Los nadadores de distancia poseen fuerza mental y física, y a veces se burlan de los que hacen sprint porque creen que son perezosos; sin embargo, estos últimos nadadores toman la fuerza y acondicionamiento excelente. La distancia es un término relativo cuando se nada en una piscina, pero en general, los entrenamientos de sprint se realizan en sets cortos e intensos. Los entrenamientos de resistencia pueden parecer más agotadores simplemente debido a que se ponen en más millas, pero los sets de sprint rápidos realmente prueban su acondicionamiento físico cardiovascular.

Fuerza

Nadar rápido demanda más que una técnica excelente, necesitas fuerza explosiva para ir más rápido. Ajusta la barra alta, o más bien, el intervalo bajo para un sprint de 50 0 100 metros te fuerza a aumentar tus esfuerzos. Unos músculos fuertes en la espalda y los hombros te ayudarán a nadar el estilo libre más rápido, pero la construcción de las fibras de tus músculos también importa. Ten en cuenta que todos tienen fibras musculares de rápida y lenta contracción. Como era de esperar, los que tienen fibras de contracción rápida serán aquellos en los que te apoyarás para una velocidad intensa. La genética, en lugar del entrenamiento, es la que determina qué porcentaje de tejido muscular de contracción rápida vs. lenta tienes, pero sí es cierto que el entrenamiento de sprint te enseña a cómo utilizarlos mejor.

Energía

La natación es un deporte aeróbico y, como tal, depende de un suministro constante de oxígeno para mantener la resistencia durante los sets. Hacer sprint no se basa en el metabolismo aeróbico de energía sino que, cuando haces un sprint, el ejercicio extremo te fuerza a alimentar tu brazada con metabolismo anaeróbico. Una manera rápida de obtener energía, el metabolismo anaeróbico también produce ácido láctico como un subproducto, el cual produce la sensación de quemazón dolorosa que podemos llegar a sentir cuando hacemos un pico de esfuerzo. El entrenamiento de sprint en una carrera de velocidad te ayudará a acostumbrarte a la incomodidad y a rendir bien a pesar de ella.

Compromiso

Incluso si no eres un nadador profesional, el entrenamiento de sprint mezclado en tu rutina, te mantendrá comprometido y energético. Las vueltas cronometradas sin fin conducen al aburrimiento y a la fatiga tanto muscular como mental. Ten en cuenta que los sprints en natación en tu ritmo de carrera, o en tu mejor esfuerzo, te ayudan a acostumbrarte a sentir la sensación de moverte rápido en el agua. Cuando practicas natación rápida, entrenas tu cuerpo y tu mente para nadar a un ritmo más rápido incluso cuando no estás corriendo.

Consideraciones

Los entrenamientos de sprint pueden ser agotadores y extenuantes, de modo que los entrenadores no deben programarlos todos los días; sino que deben mezclarlos con entrenamientos aeróbicos de distancia para evitar lesiones y fatigas. Para un set de sprint básico, determina un intervalo cómodo de 100 metros, el cual es el tiempo cómodo que a ti te demanda completar esta misma distancia en una carrera moderada. Realiza 5 x 100 metros, o cinco repeticiones de 100 metros, disminuyendo tu tiempo de nado en cinco segundos en cada una de las vueltas. Por ejemplo, si tu tiempo base es de dos minutos, tus tiempos de 100 metros deberían ser 1:55, 1:50, 1:45, 1:40 minutos. Repite el set, pero detente si no puedes mantener la técnica de tus brazadas debido a la fatiga.

Más galerías de fotos



Escrito por barrett barlowe | Traducido por stefanía saravia