Ventajas y efectos secundarios del té de raíz de regaliz

El té de raíz de regaliz es un remedio a base de hierbas dulces y calmantes para las membranas mucosas secas irritadas, tos, dolor de garganta y malestar de estómago.

El té de raíz de regaliz es un remedio a base de hierbas dulces y calmantes para las membranas mucosas secas irritadas, tos, dolor de garganta y malestar de estómago.

La raíz de regaliz (licorice) también conocida como Glycyrrhiza glabra, es una hierba natural dulce y húmeda que tiene numerosos beneficios. También se conocen efectos secundarios con el uso del regaliz a largo plazo y debes ser consciente de sus efectos secundarios. Es útil para tratar la irritación de la garganta, las infecciones del tracto respiratorio superior, problemas digestivos, tos y para fortalecer el hígado y las glándulas suprarrenales, cuando se usa correctamente, el té de raíz de regaliz puede ser un gran aliado a base de hierbas.

Alivio digestivo

El té de raíz de regaliz se ha utilizado para tratar problemas digestivos, tales como el reflujo ácido y las úlceras estomacales. El efecto emoliente, o humectante, de la raíz de regaliz se cree que recubre el esófago y el estómago, evitando el daño del ácido del estómago. El té de raíz de regaliz también ha mostrado algo de beneficio para las aftas o úlceras en la boca, cuando se utiliza como un lavado. Michael Tierra, un médico de acupuntura y naturopatía señala que la raíz de regaliz también es un tratamiento eficaz para las úlceras duodenales y actúa para fortalecer la digestión en general.

Hierba potente para las mujeres

Algunos de los componentes del té de la raíz de regaliz han demostrado claramente efectos estrogénicos, que pueden hacer que el regaliz sea un reemplazo de estrógeno útil para las mujeres post-menopáusicas. De acuerdo a la investigación publicada en “Journal of Steroid Biochemistry and Molecular Biology”, la raíz de regaliz puede proporcionar protección contra la enfermedad cardiovascular en mujeres post-menopáusicas, debido a sus efectos estrogénicos. Otro estudio publicado en "Molecular Nutrition and Food Research" determinó que la glabridina, un componente del té de la raíz de regaliz tiene efectos contra el cáncer en particular para el cáncer de mama mediante la inhibición de la migración de las células cancerosas, deteniendo la invasión de las células cancerosas en el tejido de la mama y preveniendo la angiogénesis o la formación de nuevas células de la sangre por las que las células cancerosas migran en el cuerpo.

Alivio de las vías respiratorias superiores

El té de raíz de regaliz es un remedio sabroso y suave para la picazón en la garganta, la sequedad, la tos improductiva y ayuda a expulsar el moco, escribe Tierra en “Planetary Herbology”.

Hígado y apoyo suprarrenal

El té de raíz de regaliz se ha utilizado para tratar una serie de enfermedades hepáticas, desde hepatitis a las enzimas hepáticas elevadas y tiene un efecto protector sobre el hígado según la médico naturista y maestra herbolaria Sharol Tilgner. Recomienda también el regaliz para la fatiga suprarrenal y condiciones con enzimas hepáticas elevadas o la necesidad de desintoxicación del hígado, como la mononucleosis y el síndrome de fatiga crónica, ya que el regaliz alarga la vida media de cortisol en el cuerpo.

Efectos secundarios y precauciones

El principal constituyente del té de la raíz de regaliz es Glycyrrhiza, que se ha demostrado que causa el edema, pérdida de potasio, presión arterial alta y otros efectos secundarios graves cuando se utiliza durante un tiempo prolongado. Tilgner advierte que las dosis de 3 o más gramos al día no debe tomarse durante más de seis semanas y el té de raíz de regaliz está contraindicado para cualquier persona que sufra de presión arterial alta, insuficiencia cardiaca, enfermedad renal, cirrosis hepática y durante el embarazo. El regaliz deglicirrizinado a menudo se sugiere como una alternativa al conjunto de la raíz, ya que causa menos efectos secundarios a largo plazo, sin embargo, también puede limitar las cualidades medicinales de la solución.

Más galerías de fotos



Escrito por amy myszko | Traducido por gabriela nungaray