Ventajas y desventajas de las vitaminas prenatales

La falta de vitaminas puede causar problemas de salud en cualquier período de tu vida. Sin embargo, durante el embarazo los problemas pueden ser muy graves. Los bebés que no reciben ciertas vitaminas pueden desarrollar defectos del tubo neural, defectos musculares y óseos y otros problemas que amenacen su vida. Si tienes náuseas durante el embarazo, es posible que te estés salteando algunas comidas o evitando ciertos alimentos. Aquí es cuando las vitaminas prenatales se vuelven esenciales. Sin embargo, antes de elegir una, habla con tu médico para que puedas sopesar los pros y los contras de cada marca.

Ayuda al desarrollo

Ciertas vitaminas son esenciales para el desarrollo saludable del feto. Por ejemplo, el ácido fólico ayuda a madurar la médula espinal y el cerebro, mientras que el calcio promueve el crecimiento de músculo y células sanguíneas. La falta de calcio puede afectar a los sistemas circulatorio y nervioso del bebé. Las vitaminas prenatales aseguran que tu bebé esté recibiendo todos los nutrientes necesarios, incluso si tu dieta es menos que perfecta.

Interferencia con condiciones médicas

Las mujeres embarazadas que tienen ciertas condiciones médicas no deben tomar vitaminas prenatales sin la aprobación de sus médicos. Según eMedTV, las vitaminas prenatales pueden empeorar las piedras en los riñones, incrementar el riesgo de sangrado, afectar el diagnóstico de anemia y causar reacciones alérgicas. Las vitaminas prenatales también pueden interactuar de diferente manera con ciertos antibióticos, medicamentos para el hipotiroidismo y la aspirina.

Complementos de la dieta

Las vitaminas prenatales pueden complementar una dieta menos que perfecta. Las mujeres que no comen ciertos alimentos, como pescado o productos lácteos, puede obtener los nutrientes esenciales de un complejo multivitamínico. Por ejemplo, las vegetarianas estrictas pueden beneficiarse de un complejo vitamínico prenatal que incluya hierro. Las mujeres embarazadas que no pasan suficiente tiempo al aire libre y no beben productos lácteos fortificados con vitamina D, también podrían encontrar útiles las vitaminas prenatales.

Náusea potencial

La náusea es una reacción común a tomar tus vitaminas prenatales, de acuerdo con Heidi Murkoff, autor del exitoso libro "What to Expect When You’re Expecting (Qué esperar cuando se está esperando)". Si ya estás mareada o tienes náuseas matutinas, tomar una píldora puede empeorarlo y causar vómitos. Para controlar la ingesta de píldoras, es posible que tengas que tomarlas más adelante en el día en lugar de en la primera hora de la mañana.

Más galerías de fotos



Escrito por tammy dray | Traducido por jaime alvarez