Ventajas y desventajas de la leche de fórmula para un bebé

Aunque la lactancia materna sin duda tiene sus ventajas, no se puede negar que la fórmula infantil todavía proporciona nutrición esencial para un bebé. Y aunque existen desventajas en el uso fórmulas infantiles preparadas comercialmente, la elección de la fórmula como alimentación también tiene ventajas específicas. Pero una cosa es clara: una vez que la madre toma la decisión de alimentar al bebé con fórmula, necesita ceñirse a su elección y centrarse en la nutrición y la vinculación con su bebé en lugar de sentirse culpable.

Ventaja: Conveniencia

Un bebé alimentado con fórmula puede ser alimentado por cualquier persona, ya sea mamá, papá, abuelos u otros cuidadores. Este conveniente plan de alimentación permite a los padres compartir los derechos de alimentación, lo cual es especialmente beneficioso cuando ambos tienen dificultades para dormir suficiente durante las primeras semanas y meses de vida del bebé. La nueva madre también puede volver al trabajo después de la licencia de maternidad sin necesidad de extraer la leche materna o disponer tiempos de lactancia. Y, si el bebé tiene hambre en un lugar público, una botella se le puede dar sin problemas de privacidad. Una vez mezclada, la fórmula se puede guardar en el refrigerador hasta por 24 horas, aunque nunca debe dejarse a temperatura ambiente por más de una hora.

Ventaja: Sin restricciones maternales

Dado que ciertas sustancias pueden pasar a través de la leche materna, las madres que amamantan tienen que prestar especial atención a los tipos de alimentos y líquidos que consumen. Pero una madre que está alimentando a su bebé con fórmula puede comer y beber todo lo que le plazca. Las madres que amamantan también tienen que tener cuidado con los tipos de medicamentos que toman, ya que estas sustancias pueden pasar a la leche materna. Las madres que le dan a sus bebés leche de fórmula pueden tomar medicamentos sin preocuparse por los efectos sobre el bebé.

Desventaja: No es individualizada

La fórmula infantil comercial se prepara cuidadosamente con una compleja combinación de proteínas, grasas, azúcares y vitaminas. Está hecha para replicar los ingredientes de la leche materna, pero nunca pudo igualar por completo la composición porque la leche materna es ligeramente diferente de una madre a otra para satisfacer las necesidades individuales de cada bebé. Además, la fórmula infantil carece de anticuerpos, que protegen al bebé contra infecciones.

Desventaja: Dificultades digestivas

Aunque la leche materna y la fórmula infantil contienen los mismos tipos de proteínas, las proporciones varían entre las dos opciones. El sitio web BabyCenter explica que la leche materna contiene más proteínas de suero de leche, mientras que la fórmula infantil contiene más proteína caseína. Dado que la proteína de suero de leche se digiere más fácilmente por el sistema digestivo inmaduro del bebé, la fórmula infantil tiende a ser más difícil de digerir en el estómago y los intestinos debido al mayor contenido de caseína. Estas dificultades digestivas pueden conducir a una mayor incidencia de gas y diarrea.

Desventaja: Costo

Aunque la leche materna es gratis, la fórmula puede ser muy costosa. La fórmula en polvo tiende a ser menos costosa, mientras que las fórmulas listas para comer tienden a ser las más caras. Las fórmulas especializadas, tales como preparaciones de soya o hipoalergénicas, también son más caras que las preparaciones tradicionales. Una estimación de 2013 en el sitio web de la American Pregnancy Association sugiere que la fórmula infantil cuesta aproximadamente US$50 a US$100 por mes, dependiendo de la marca y la preparación.

Más galerías de fotos



Escrito por krista sheehan | Traducido por esteban arenas