Ventajas y desventajas de los deportes para niños

Los profesionales del cuidado de la salud colocan un énfasis creciente sobre el entrenamiento físico para niños. Una manera de que los niños se mantengan saludables es la práctica de deportes. Los deportes también contribuyen a que los niños desarrollen habilidades sociales y aprendan a trabajar en equipo. De todos modos, la competencia despiadada y la presión para adaptarse en demasía a un cronograma ya de por sí repleto de actividades, constituyen algunas de las razones por las cuales los niños tienden a huir de los deportes. Resultará importante revisar las ventajas y las desventajas de los deportes infantiles antes de decidir si registrar a tu niño en alguno de ellos será la decisión correcta.

Espíritu deportivo


Los deportes en equipo ayudan a los niños a desestimar cualquier tipo de actitudes egoístas que puedan tener.

Si tu niño practica un deporte en equipo, pronto aprenderá el arte del espíritu deportivo, al compartir créditos y responsabilidades. El sitio web Education afirma que, cuando un niño forma parte de un equipo, aprenderá a pensar en hacer lo que es mejor para el grupo, como actitud opuesta a concentrarse solamente en su persona. Los deportes en equipo ayudan a los niños a desestimar cualquier tipo de actitudes egoístas que puedan tener. Además, los niños en los equipos descubren los sentimientos positivos asociados con alentar a los demás y con sentirse orgullosos de los logros de sus compañeros de equipo, así como también de los propios.

Alivio del estrés


Muchos niños encuentran un alivio al estrés en el campo de juego.

Muchos niños encuentran un alivio al estrés en el campo de juego. Kids Health sostiene que, cuando las personas se ejercitan o practican deportes, el cerebro genera químicos que mejoran su estado de ánimo. Si tu niño se siente presionado en el aula, los deportes pueden constituir la solución. Además, los deportes son divertidos. Jugar en equipo con los amigos es una manera entretenida de tomar un descanso de las presiones escolares. Los deportes hacen que los niños se sientan felices.

Exceso de presión


Ciertos niños se sienten presionados en el campo de juego.

Algunos niños no encuentran un alivio del estrés en el campo de juego; en realidad, allí se sienten aún más presionados. La American Academy of Child and Adolescent Psychiatry afirma que el mundo competitivo en extremo de los deportes profesionales y universitarios se ha trasladado al campo de los deportes infantiles. Ciertos entrenadores, padres y aún niños colocan demasiado énfasis en ganar. Esta situación puede resultar demasiado estresante para algunos pequeños. Sería inteligente considerar la personalidad del niño y su habilidad para controlar el estrés antes de permitirle participar en un equipo.

Tensiones físicas


Los deportes infantiles suelen ser tan competitivos como los de los adultos.

Algunos niños no pueden reconocer cuándo necesitan tomar un descanso, o tal vez son demasiado tímidos como para pedirlo. Es conveniente advertir a los padres que los niños no son capaces de tolerar el clima cálido tan bien como los adultos. En consecuencia, suelen beber menos líquido del que deberían. Esta combinación podría provocar un cuadro de deshidratación. Si crees que tu niño no reconocerá los signos de deshidratación, o no se detendrá para beber agua, deberás controlar que evite los deportes que requieran actividad durante la temporada de calor.

Más galerías de fotos



Escrito por amy kaminsky | Traducido por sofia elvira rienti