Ventajas y desventajas de correr como ejercicio

Correr es un forma enormemente popular de ejercicio. De acuerdo con Running USA, en 2012, cerca de 30 millones de americanos fueron a correr al menos 50 veces. Para el observador casual, las razones para su gran aceptación parece tan evidente como los factores que llevan a muchos posibles corredores a que lo rechacen rápidamente. Entonces, ¿cuáles son las mejores ventajas y las desventajas de ser un corredor de distancia?.

Beneficios físicos

Si la pérdida de peso es tu meta principal, entonces correr tiene una ventaja clara sobre otras actividades, según Mayo-Clinic.com, ya que quema más calorías por unidad de tiempo que cualquier otro tipo de ejercicio; más de 1,000 calorías por hora para algunas personas. Correr también fortalece el corazón, ayuda a mantener tu presión sanguínea bajo control, entona y fortalece tus piernas y puede mejorar tu perfil de colesterol en sangre. Si participas en un deporte que requiera aptitud aeróbica, como el fútbol o baloncesto, correr en la pretemporada puede ayudar a que estés en la mejor condición posible al comenzar la temporada.

Desventajas físicas

Si haz sido un corredor por un determinado período de tiempo, es una gran posibilidad que algún bienintencionado teleadicto te haya advertido que terminarás destrozando tus rodillas. Mientras que eso es, como mucho, groseramente exagerado, no se puede negar que el impacto bioquímico de alrededor de 1,500 golpes por milla pueden llevar a problemas de articulaciones, fracturas de estrés, dolor lumbar y otros malestares, especialmente si corres en asfalto o concreto. Además, en Mayo 2013, el "Wall Street Journal" reportó los resultados de un estudio que sugirió que correr más de 30 millas (48,28032 kilómetros) por semana puede incrementar en aumento de placas en las arterias de tu corazón.

Beneficios mentales y psicológicos

Mientras que los beneficios visibles de correr para tu físico puedan ser una gran motivación para hacer que esto sea un hábito, también están las ventajas sobre otras formas de ejercicio no aeróbicas en tu estado psicológico. Aunque no son tan fácilmente cuantitativas como el control de peso y presión sanguínea, correr puede producir una elevación en el humor, mejora en el auto-estima, una imagen corporal más positiva y un descenso en síntomas relacionados con la depresión. También, puede mejorar tu vida social, puedes unirte a un club y expandir tu círculo de amigos, o incluso conocer una compañera romántica en una carrera.

Desventajas mentales y psicológicas

Correr puede no ser la actividad ideal para gente con ciertas inclinaciones mentales o sociales. Dado que no quiere a nadie más, si eres asiduo a la asolación social, correr puede exacerbar esta tendencia y dejarte alejado de la necesidad de apoyo. Si sufres de desordenes alimenticios, correr puede llevar a que te concentres más en tu peso y tu ingesta de comida y te lleve a un patrón más peligroso e insano. Si corres de forma competitiva, puedes poner tal presión sobre ti mismo que efectivamente dejes de correr por diversión y se vuelva simplemente otra causa de estrés.

Más galerías de fotos



Escrito por mike crystal | Traducido por lautaro rubertone