Ventajas y desventajas de las bebidas deportivas

Los niños y adultos muchas veces toman bebidas deportivas para rehidratarse después del ejercicio, incluso si la sesión de ejercicio no fue muy larga o difícil. En muchos casos, estas bebidas no son necesarias, ya que el agua es todo lo que necesitas, a menos que realices ejercicio vigoroso por mucho tiempo. Tomar bebidas deportivas regularmente cuando no son necesarios puede tener algunas desventajas debido a su alto contenido de azúcar y calorías.

Reemplazar electrolitos

La principal ventaja de tomar bebidas deportivas en vez de agua es su contenido de electrolitos. Cuando sudas, pierdes electrolitos como el sodio, potasio, fosfato, calcio, magnesio y cloro. Si sudas mucho durante una sesión de ejercicio, tus niveles de electrolitos podrían llegar a ser demasiado bajos, esto puede causar náuseas, calambres musculares, mareos y confusión. Reemplazar los líquidos perdidos con agua no lo hace con los electrolitos, pero esto no es un problema cuando se hace ejercicio por un corto tiempo, pero puede convertirse en un problema cuando se hace ejercicio durante más de una hora.

Reemplazar líquidos perdidos

Las bebidas deportivas ayudan a reemplazar los líquidos perdidos, lo cual es muy importante para los atletas de resistencia. A las personas que no les gusta beber agua simple puede resultarles más fácil tomar bebidas deportivas de sabor para satisfacer sus necesidades crecientes de líquidos durante el ejercicio. Necesitas cerca de 1 1/2 a 4 tazas de líquido por cada hora de ejercicio, dependiendo de la intensidad del ejercicio y la cantidad de sudoración.

Contenido de calorías y azucar

La principal desventaja de la mayoría de las bebidas deportivas es su alto contenido calórico. Estas calorías vienen de azúcares, que generalmente componen del 4 al 9% de la bebida. Estos azúcares pueden ayudarte a darte una mayor resistencia si los bebes durante largas sesiones de ejercicio. No tomes bebidas que contengan un mayor porcentaje de azúcares para reemplazar los líquidos, debido a que el alto contenido de azúcar retrasará la absorción del líquido, de acuerdo con la University of Illinois Extension. Puedes diluir estas bebidas con agua para reducir su concentración de azúcar.

Selección y alternativas

La mayoría de las bebidas deportivas contienen de 13 a 19 gramos de carbohidratos por cada 8 onzas. Busca una bebida que no tenga más de 8 por ciento de carbohidratos y que sus electrolitos sean una mezcla de diferentes azúcares, y evita las que contengan sólo la fructosa, que pueden causar malestar estomacal, señala el sitio web de la University of Illinois Extension. Si no estás haciendo ejercicio muy vigoroso o sólo estás haciendo ejercicio durante un corto tiempo, sigue con agua, o bien, si deseas una alternativa de sabor, elige un agua deportiva baja en calorías que contenga menos de 10 calorías por cada 8 onzas. También puedes utilizar el agua de coco o leche baja en grasa para reemplazar ambos fluidos y electrolitos si quieres una alternativa a las bebidas deportivas para rehidratarte después del ejercicio.

Más galerías de fotos



Escrito por jessica bruso | Traducido por daniela fedorov