Las ventajas o desventajas de la alimentación con biberón

La alimentación con biberón es la alternativa a la lactancia materna. Aunque la fórmula láctea proporciona todos los nutrientes que el bebé necesita para crecer y desarrollarse, hay ventajas y desventajas de elegir alimentar al bebé con fórmula. Estas consideraciones se refieren no sólo al bebé sino también a la madre.

Ventaja: medir la ingesta

Cuando un bebé se alimenta con fórmula, el padre puede ver exactamente cuánto bebió en cada ocasión. Esto es útil porque el padre sabrá cuánto está comiendo su bebé y cuánto necesita para llenarse. Por consecuencia, los padres no tendrán dudas acerca de si el bebé está recibiendo suficientes nutrientes o ganando peso adecuadamente.

Ventaja: cuidado compartido

Dado que el bebé no se está amamantando, no tiene que estar con su madre todo el tiempo. Cuando un bebé es amamantado, necesita estar con su madre cada dos o tres horas. Sin embargo, con el biberón, cualquiera puede alimentar al bebé, y esto le da a la madre un poco más de libertad.

Ventaja: no modifica la dieta de la madre

Cuando se alimenta a un bebé con fórmula, la madre no tiene que preocuparse acerca su ingesta de cafeína, alcohol o de la cantidad de calorías. Una madre que amamanta necesita comer alrededor de 500 calorías adicionales por día, por lo que perder el peso ganado con el embarazo puede tomar más tiempo y ser más difícil. Una madre que usa fórmula puede volver más pronto a sus hábitos anteriores al embarazo.

Desventaja: no es tan benéfico para la salud materna

Amamantar a un bebé es muy benéfico para la salud de una madre. De acuerdo con el sitio Family Doctor, una madre que amamanta es menos propensa a tener cáncer de pecho, de ovarios y osteoporosis. Además, también es menos propensa a sufrir depresión posparto o diabetes tipo 2.

Desventaja: nutrientes

Se ha demostrado que la leche materna es más nutritiva que la fórmula respecto a su capacidad para promover el crecimiento cerebral. La leche materna está fortificada con hierro y además le brinda inmunidad al bebé por el tiempo que sea amamantado. Además, el bebé puede disolver fácilmente los nutrientes, por lo que la leche materna es más fácil de digerir para el bebé que la fórmula, señala el Hispital Infantil de Pittsburgh. Además, amamantar al bebé también le proporciona un gran bienestar y lo puede consolar cuando está enfermo, molesto o deshidratado.

Desventaja: inconveniente

Cuando se trata de la alimentación nocturna, la lactancia materna es más conveniente. En lugar de levantarse, ir a la cocina y preparar un biberón, la madre puede llevar el bebé consigo a la cama y relajarse mientras el bebé se alimenta.

Más galerías de fotos



Escrito por sarahlynne davis | Traducido por alejandro cardiel