Ventajas y desventajas de la adopción interracial

La adopción interracial ha sido durante mucho tiempo un tema controversial, incluso entre los partidarios ávidos de la adopción. Adoptar a un niño de otra raza tiene ventajas y desventajas. Si eres blanco, como la mayoría de los padres interraciales, es más fácil adoptar a un niño no blanco porque varios de ellos están disponibles para la adopción. La adopción es un compromiso de por vida que afecta a toda tu familia, especialmente a tu hijo adoptivo. Es importante mirar más allá de las caras adorables y realmente pensar en los pros y los contras de la adopción interracial.

Disponibilidad

A nivel mundial, a menudo es más fácil adoptar niños negros, niños asiáticos e hispanos que niños blancos. Alrededor del 24 por ciento de los niños adoptados en los Estados Unidos son adoptados por sus parientes. Alrededor del 40 por ciento del otro 76 por ciento de las personas adoptadas, ya sea a través de la adopción nacional o internacional, son de una raza diferente a sus padres adoptivos, de acuerdo con una estadística del 2007 de la U.S. Department of Health and Human Services. Si los padres adoptivos quieren un recién nacido blanco, la espera puede ser larga y los costos prohibitivos, en comparación con una adopción transracial internacional o nacional.

Aceptación familiar

Si bien decides adoptar a un niño de otra raza y declarar que tus padres o la tía Sadie sólo tendrán que aceptarlo, la realidad es que, para muchas personas, no tiene sentido perder una familia para obtener una persona. Muchos abuelos crecieron en una era donde las razas no se mezclaban; nunca podrían haber conocido a una persona de otra raza. Podrían preocuparse de cómo esto te afectará a ti, a tus hijos y a tus otros hijos. Dale a tus padres y familiares el tiempo para que se acostumbren a la idea y no que sólo broten en ellos de repente. En la mayoría de los casos, la raza no será un problema una vez que lleguen a conocer a tu hijo, de acuerdo con el sitio web de Adoptive Families.

Asimilación

Cuando el niño es pequeño, él no sabrá ni le importará si tiene el mismo color de piel que tú. Un bebé sólo necesita amor constante y la atención en el desarrollo, no el mismo color de piel o de los ojos como su cuidador. Pero cuando crezca, podría tener muchas preguntas, inquietudes e incluso resentimientos acerca de ser parte de una familia en donde no se "ajusta". Una de las ventajas de adoptar a un niño de otra raza es que es difícil de ocultar el hecho de que tu hijo fue adoptado. Nunca tendrás que preguntarte si debes "contar" o cuándo contar; preguntas acerca de sus diferencias se plantearán y te darán una oportunidad.

Destacarse

Si tienes una familia interracial, esto se destacará. Los Estados Unidos no es un entorno de color ciego. La gente se acercará a ti en el supermercado para preguntarte acerca de tu hijo. Algunos harán comentarios poco amables, otros te tratarán como a un santo, siendo efusivos acerca de la cosa maravilloso que hiciste. Tus otros hijos tendrán una nueva identidad al ser el hermano de un niño de otra raza. A medida que tu hijo crece, puede que sienta la carga de sobresalir. Un estudio de 1999 publicado en "The American Journal of Orthopsychiatry" encontró que alrededor del 50 por ciento de las personas adoptadas asiáticas y negras sintieron molestias sobre su aspecto racial. Los padres que adoptan transracialmente tendrán que tomar medidas adicionales para garantizar que su niño desarrolle un sentido de su herencia racial y el orgullo de la persona que es.

Más galerías de fotos



Escrito por sharon perkins | Traducido por enrique pereira vivas