Ventajas de un sauna de vapor

Escrito por Jenny E
Un sauna calienta piedras, que irradian calor.

El sauna es un cuarto de calor o un aparato que las personas utilizan para experimentar una sesión húmeda o de calor seco. Lo hacen para aliviar condiciones médicas tales como artritis o congestión, o para relajarse. En la mayoría de los saunas, un horno calienta las piedras que irradian calor por todo el cuarto. Algunas veces, se vierte agua encima de las piedras para provocar vapor. Generalmente, la temperatura en la mayoría de los saunas es de entre 160-200 grados, pero ten cuidado de no estar en el sauna por más de 15-20 minutos para evitar sobrecalentamiento.

Funciones cardiovasculares

El sauna mejora las funciones cardiovasculares.

De acuerdo al Instituto Nacional de Salud, los saunas se han utilizado con eficacia para trabajar algunos problemas cardiovasculares como insuficiencia cardíaca congestiva. También mejora la arritmia cardíaca porque se utiliza para mejorar la función cardíaca y el flujo sanguíneo. Las sesiones cortas de sauna, de 15 minutos, son adecuadas para mejorar esto. El uso frecuente del sauna beneficia la salud en pacientes con estas condiciones, pero deben estar monitoriados por médicos cuando se requiere que las sesiones sean más largas. Los pacientes con hipertensión que regularmente reciben baños de vapor también se benefician de estas sesiones ya que les baja la presión de la sangre.

Sudor

El sauna ocasiona sudoración.

Uno de los efectos del sauna es que causa que el cuerpo sude mucho debido al calor. Aparte de refrescar el cuerpo, sudar también significa que se eliminan los residuos del cuerpo, así como toxinas nocivas. El sudor se origina a partir de la linfa y así las toxinas presentes en el flujo linfático saldrán del cuerpo a través del sudor. Existe una diferencia entre el sudor generado por ejercicio y el generado por el sauna; esto se debe a que el sauna conserva la energía del cuerpo mediante el suministro de calor externo que permite que el cuerpo se quede con energía por una desintoxicación completa.

Mejora la circulación de la sangre

El sauna mejora la circulación de la sangre.

El calor del sauna estimula el sudar e incrementa la circulación de la sangre. A medida que el cuerpo está expuesto al calor, aumenta la producción de sudor con el fin de mantener la calma del corazón para bombear la sangre a un ritmo mayor. Esta es una respuesta cardiovascular que estimula el efecto de un ejercicio aeróbico, no significa que el sauna puede reemplazar el ejercicio aeróbico, solamente que el corazón responde de una manera similar como lo hace durante las sesiones aeróbicas al bombear más sangre para incrementar la circulación.

Mejora la apariencia de la piel

El sauna mejora la apariencia de la piel.

Otra ventaja del sauna de vapor es el que la sudoración incrementa que los poros se abran. Una vida sedentaria significa que las personas no sudan lo suficiente y los poros suelen ser obstruidos por con cosas como residuos contaminantes, grasa y hasta antitranspirantes. El sudor limpia los poros de adentro hacia afuera en lugar de al revés como es el caso del baño o la ducha. Esto causa que la piel esté más limpia y flexible.