Las ventajas de que los adolescentes trabajen en cadenas de comida rápida

Algunos adolescentes consiguen un trabajo para ayudar con las finanzas de la familia, pero incluso si no necesitas la ayuda, tu hijo adolescente se beneficia de varias maneras al tener un trabajo propio. Los restaurantes de comida rápida son empleadores amigables con los adolescentes y le dan a tu hijo la oportunidad de hacer un poco de dinero y aprender las maneras de la fuerza laboral.

Responsabilidad fiscal

Que gane su salario es una manera ideal para ayudar a tu hijo a aprender a manejar su dinero. Se le puede enseñar cómo ahorrar algo para la universidad o un coche y tener un poco para el almuerzo en la escuela o ir al cine con sus amigos. Si gasta todo su sueldo en ropa nueva o en ese nuevo par de zapatos bonitos que ha estado mirando, aprenderá rápidamente que ahora tendrá que empacar su almuerzo y renunciar a las noches con amigos hasta que llegue su próximo cheque. Esto no solamente lo ayuda a tomar decisiones responsables sobre el dinero, sino que también le da la oportunidad de aprender de sus errores.

Manejo del tiempo

Trabajar en un restaurante de comida rápida le ayuda a tu hijo a aprender a manejar su tiempo para que cumplir con cada una de sus obligaciones. Él aprenderá a programar descansos del estudio, tiempo para las tareas y actividades extracurriculares tomando en cuenta sus horas de trabajo. Esta es una habilidad valiosa que le será muy útil cuando vaya a la universidad y entre en la fuerza de trabajo. Ser capaz de tener todo listo a tiempo, sin descuidar a sus empleadores, profesores o amigos y familiares es un aspecto vital de tener un trabajo y enseñará a tu hijo cómo ser responsable.

Habilidades sociales

Estar de pie detrás del mostrador en un restaurante de comida rápida e interactuar con los clientes durante su turno es una manera ideal para ayudar a aprender habilidades sociales. Algunos adolescentes tienden a pensar que el mundo gira alrededor de ellos, pero trabajar en la industria del servicio al cliente obliga a tu hijo adolescente a pensar acerca de cómo su comportamiento afecta a los que le rodean. Por ejemplo, si gira los ojos cuando alguien pide una hamburguesa sin salsa de tomate, descubrirá rápidamente que el cliente se molestará y su jefe probablemente también lo hará. tu hijo puede aprender cómo tratar a los demás y cómo sus acciones impactan la forma en que él es tratado tanto por sus superiores y compañeros de trabajo como por los clientes que sirve.

Éxito futuro

Según la University of Minnesota, los adolescentes que trabajan tienen más posibilidades de tener un empleo y ganar salarios altos luego de la secundaria. Trabajar le enseña a tu hijo adolescente ética laboral y lo prepara para emplearse en la carrera que elija luego de sus estudios universitarios o técnicos. Además, algunos adolescentes ascienden en las categorías de los restaurantes de comida rápida y pueden terminar trabajando para la misma compañía en un puesto superior, aún después de la secundaria y la universidad.

Más galerías de fotos



Escrito por eliza martinez | Traducido por frances criquet