La ventaja de las pelotas de golf de 2 piezas contra las de 3 piezas

Las pelotas de golf han sido sometidas a varias transformaciones a lo largo de la historia del juego. Desde "gutta percha" y las pelotas de plumas recubiertas con cuero de inicios del siglo XX, hasta las pelotas de cuatro piezas de alto desempeño de hoy en día, las pelotas de golf han experimentado tal vez más cambios que los palos. Dos de las construcciones más comunes, las pelotas de dos y tres piezas, están diseñadas con propósitos diferentes y pueden gustar a distintos tipos de golfistas.

Costo

Las pelotas de dos piezas están compuestas por un centro sólido con una cubierta de resina sintética llamada "surlyn", según explica GolfSpyder.com. Las pelotas de tres piezas, por otra parte, pueden contener un centro sólido o líquido, una capa exterior compuesta de goma y una cubierta suave. El simple diseño de las pelotas de dos piezas hace que sean menos costosas, en la mayoría de los casos.

Mayor distancia

La dura capa exterior de las pelotas de dos piezas le da más resistencia al impacto con el palo, produciendo así una mayor distancia que la que se obtendría al utilizar pelotas de tres piezas. Más aún, las pelotas de dos piezas suelen generar una mayor compresión, que es la medida de elasticidad de la bola al ser golpeada. Las pelotas de golf con mayor compresión no suelen colapsar tanto cuando se las golpea con un palo a altas velocidades, según afirma GolfSpyder.com, produciendo así una mayor distancia.

Mayor durabilidad

Además de las distancias, la durabilidad es otro importante aspecto de las pelotas de dos piezas. La dura capa de surlyn en estas bolas es menos propensa a rayarse o cortarse, según comenta LearnAboutGolf.com. Las pelotas de tres piezas suelen contener compuestos de balata o elastómero. Si bien estos materiales producen una sensación mucho más suave al tacto, están sometidas al desgaste y a partirse. Es por eso que duran menos que las pelotas de dos piezas.

Sensación de dureza

Las pelotas de dos piezas se sienten más duras al impactarlas, en comparación con las pelotas de tres piezas, según explica GolfSpyder.com, haciendo que no sean tan buenas una vez se está en el green. Algunos golfistas, no obstante, prefieren la sensación más pesada y sólida al golpear una pelota desde el tee. La sensación más suave de las pelotas de tres piezas no produce un ruido sordo satisfactorio, como sí lo producen las pelotas de dos piezas, al ser golpeadas.

Menor giro

Las pelotas de dos piezas producen menos giro que las de tres piezas, según PurelyGolf.com. Si bien esta es una desventaja para los golfistas más experimentados, quienes necesitan adaptar sus tiros y lograr que la pelota se detenga rápidamente al llegar al green, el menor giro de estas pelotas puede ayudar a los golfistas novatos. Para aquellos que tengan problemas con los tiros de gancho y los desvíos, una pelota con menor giro puede ayudarlos a que sus tiros no se desvíen tanto.

Más galerías de fotos



Escrito por graham ulmer | Traducido por andrés marino ruiz