Cómo hacer unos vendajes fríos para cuello

Los vendajes fríos para cuello ayudan en el tratamiento de quemaduras por el sol, ayudan a evitar un golpe de calor potencial y proveen un enfriamiento para cualquiera trabajando o jugando en condiciones calurosas. Puedes hacer tu propio vendaje para cuello con pocas habilidades manuales y gránulos de polímero especiales que operan con el principio de congelación por evaporación. Haz varios vendajes fríos para cuello, así puedes ponerte uno y mantener uno frío para cambiarlo.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Pañuelo de algodón para cabeza
  • Plancha
  • Cinta medidora
  • Alfileres
  • Máquina de coser
  • Resaltador lavable para tela
  • Gránulos de polímero

Instrucciones

  1. Dobla un pañuelo de algodón a la mitad de forma diagonal. Plancha la tela, especialmente sobre el borde largo doblado.

  2. Dobla 1 1/2 de pulgada por encima del borde doblado. Pon un alfiler en la costura. Plancha el doblez.

  3. Haz unas puntadas a lo largo de donde colocaste los alfileres con una máquina de coser o a mano. Retira los alfileres a medida que avances. Este es el tubo que sostendrá los gránulos de polímero dentro de tu vendaje. Esta sección también es parte del amarre, así puedes sostener el vendaje en su lugar.

  4. Coloca tu pañuelo con la costura hacia arriba. Mide para encontrar el centro del tubo cosido. Mide y marca 7 pulgadas sobre el tubo de cada extremo de la marca del centro.

  5. Haz una costura de 1 1/2 pulgadas a través del ancho del tubo en una de las marcas de 7 pulgadas. La costura nueva será perpendicular a lo largo de la costura que creaste en el Paso 3.

  6. Llena el extremo abierto del tubo con 2 cucharaditas de gránulos de polímero medianos, los cuales están disponibles en tiendas en línea y en algunas tiendas de suministros para jardines. Los gránulos de polímero absorben y sostienen el agua.

  7. Cose la segunda marca de 7 pulgadas para cerrarla con una costura perpendicular para sostener los gránulos entre las marcas. La sección del pañuelo entre las costuras se ajusta en el respaldo de tu cuello.

  8. Remoja el pañuelo en agua caliente por 15 a 20 minutos. Coloca los gránulos dentro del tubo para esparcirlos uniformemente entre las costuras. Refrigera el pañuelo hasta que se enfríe. Envuélvelo alrededor de tu cuello.

  9. Almacena el vendaje en el refrigerador o en una bolsa plástica sellada. Rehidrata el vendaje de cuello con agua fría, como sea necesario.

Más galerías de fotos



Escrito por katherine kally | Traducido por alejandra rojas