Vello encarnado que forma un bulto

Afeitarse causa muchas veces vellos encarnados o pseudo-foliculitis, pero esta no es la única causa. Cualquier cosa que corte o rompa las hebras del vello ligeramente por debajo de la superficie de la piel puede atrapar el vello y desencadenar la foliculitis. Las personas con cabello rizado sufren de pseudo-foliculitis con más frecuencia que los de pelo liso, y los hábitos incorrectos de afeitado contribuyen a la frecuencia de este problema.

Tipos

Además del afeitado, las lesiones y fricción pueden generar el escenario para vellos encarnados e infecciones. Los impactos y raspones pueden cortar los vellos por debajo del nivel de la piel, y el tejido lesionado crece por sobre el vello encarnado. En las nalgas o muslos, la fricción de la ropa desgasta el vello, y cualquier hebra que se rompa de manera muy corta puede quedar atrapada debajo de la piel. Depilarse con cera y con pinza también aumenta el riesgo del vello encarnado. Los vellos encarnados no siempre se infectan, pero cuando lo hacen, causan bultos e inflamación hasta que se tratan. La pseudo-foliculitis se refiere a los vellos encarnados causados por las lesiones al afeitarse. La foliculitis es una inflamación de la glándula sebácea en la base del vello.

Prevención

Cualquier persona que sufra de pseudo-foliculitis de manera frecuente debe considerar un nuevo método de afeitado. El afeitado al ras incrementa el riesgo de los vellos encarnados, de modo que evita las afeitadoras con más de una hoja de corte. Afeitarse en la dirección contraria al vello también agrava el problema. Humedece el vello de tres a cinco minutos con una toalla húmeda y caliente antes de afeitarte. No estires la piel mientras lo haces y usa cremas de afeitar formuladas para piel sensible. El aceite lubricante de estas cremas ayuda a evitar cortes. Las personas extremadamente sensibles pueden sustituir la crema de afeitar por aceite para bebés.

Soluciones

Los bultos sin infección sanan rápidamente si el vello atrapado se libera y se le permite crecer. Raspa suavemente el busto con una aguja estéril para levantar el vello por debajo de la piel. Pospón el afeitado hasta que la lesión sane y el bulto desaparezca. Si tienes muchos bultos recurrentes, necesitarás de un tratamiento médico. Las lociones antibióticas o medicaciones orales tratan la mayoría de las infecciones de manera exitosa.

Advertencia

Las pseudo-foliculitis o foliculitis pueden llevar a problemas más graves, como forúnculos, granos o quistes. La inflamación en áreas grandes alrededor del vello encarnado, ampollas de pus y sensibilidad indican que el problema ha dejado de ser sólo una simple irritación. Las bacterias, incluyendo los estreptococos, pueden causar estas infecciones. Algunos granos necesitan sanar sin intervención. Aplica compresas tibias en el área tres a cuatro veces al día durante 20 minutos para ayudar a que abra y drene. Nunca abras un grano por ti mismo, y mantén el área limpia lavándola con jabón antibacterial tres veces al día. Cubre el área luego de lavarla. Los granos que no drenan, se vuelven rojos o muestran vetas rojas, o si se presentan con fiebre, requieren de la atención de un médico. Los granos múltiples y recurrentes, cerca del ano, en el rostro o cerca de la espina, o los granos complicados por diabetes también requieren de atención médica.

Ayuda para afeitarte

Hay hojas de afeitar especialmente diseñadas para prevenir la afeitada muy al ras y la formación de bultos. Algunas afeitadoras tienen una fina envoltura de alambre entre la hoja y la piel para asegurar que siempre haya una distancia mínima. Las afeitadoras eléctricas y recortadoras para el cabello a una distancia segura también ayudan. Los tratamientos láser ofrecen una solución más permanente destruyendo el vello indeseado, incluyendo su raíz, y previniendo que vuelva a crecer.

Más galerías de fotos



Escrito por james young | Traducido por mike tazenda