Vasto lateral y esguinces musculares

El vasto lateral es uno de los cuatro músculos que conforman el cuádriceps. Estos músculos trabajan en conjunto para extender la rodilla. El vasto lateral está ubicado sobre la articulación de la rodilla, hacia la parte externa de la pierna. Se encuentra en el tracto iliotibial, que es una banda de fascia que corre de modo vertical a lo largo del muslo externo. El vasto lateral es susceptible a los desgarros de la fibra muscular, que se denomina esguince muscular, a lo largo de la extensión de la rodilla durante la realización de deportes y actividades cotidianas.

Clasificación de esguinces musculares

La gravedad del esguince muscular se mide en virtud de la lesión provocada al músculo y la cantidad de sangre que brota del sitio de la lesión. Los esguinces suelen ser de primer grado, segundo grado o tercer grado. Un esguince de primer grado se considera leve porque sólo algunas fibras musculares se desgarran, la inflamación es mínima y hay muy pocas molestias asociadas con este tipo de lesión. Un esguince de segundo grado se considera moderado porque una serie de fibras musculares se desgarran y la función de la pierna puede verse comprometida de algún modo. El esguince de tercer grado es el más grave. La totalidad del músculo se desgarra, lo que conlleva a la pérdida total de la función de la pierna.

Tratamiento inmediato

Las opciones de tratamiento a largo plazo varían en función de la gravedad de la lesión. Sin embargo, el tratamiento inmediato con un esguince de primer, segundo o tercer grado del vasto lateral sigue siendo el mismo. Debes aplicar, de inmediato, hielo picado sobre el área del muslo externo, comprimir el hielo suavemente con una venda tensora y elevar el muslo por encima del nivel del corazón para reducir la inflamación. Antes de llevar a cabo cualquier otro tratamiento, consulta con un médico para obtener la recuperación más óptima.

Proceso de sanación

La sanación del tejido muscular esquelético sigue un proceso similar a aquel de la sanación de cortes y moretones. El tejido atraviesa tres etapas principales: etapa de destrucción, etapa de reparación y etapa de remodelación. A través de estas etapas, el cuerpo lentamente repara las fibras musculares desgarradas. El período de tiempo del proceso de sanación dependerá de la gravedad de la lesión, el tratamiento inmediato aplicado y la salud general del paciente. En general, el desgarro del vasto lateral requiere entre tres semanas a seis meses para su recuperación.

Consideraciones de la rehabilitación

Luego del tratamiento inmediato y una evaluación por parte de un profesional de la salud, la rehabilitación con ejercicios es una opción de tratamiento muy efectiva a largo plazo. Sin embargo, existen diversas cuestiones a tener en cuenta. Una parte del nervio femoral corre a través del vasto lateral, por lo que un especialista en rehabilitación trabaja para evitar que los nervios se vean afectados durante el proceso de sanación. Además, un componente esencial de una recuperación exitosa es tener buena salud. A pesar de la lesión del vasto lateral, continúa realizando actividad física cardiovascular para ejercitar la parte superior del cuerpo y asegúrate de obtener una buena nutrición.

Más galerías de fotos



Escrito por erika mcauley | Traducido por florencia prieto