Variante folicular del carcinoma papilar de tiroides

En los Estados Unidos en el año 2013 habrá un estimado de 60.220 nuevos casos de cáncer de tiroides y 1.850 muertes relacionadas al mismo. Existen cuatro clasificaciones principales de cáncer de tiroides: papilar, folicular, medular y anaplásico. Cada uno tiene una apariencia microscópica y comportamiento característicos. El carcinoma papilar es el menos agresivo y representa aproximadamente el 80 por ciento de todos los casos. Un quinto tipo de cáncer de tiroides, originalmente llamado "mixto papilar y folicular", ahora se clasifica como una variante folicular del cáncer papilar de tiroides, o FVPTC.

Signos y síntomas

Una masa insensible cerca de la nuez de Adán es el signo más común del FVPTC. También se pueden producir cambios en la voz, dificultad para tragar o tos. Otro signo puede ser un bulto en el lado del cuello, lo que indica un ganglio linfático en que el cáncer se ha diseminado. El cáncer de tiroides no causa síntomas de una tiroides hiperactiva.

Diagnóstico

El proceso de diagnóstico se inicia con un examen físico, por lo general seguido de un análisis de sangre para determinar la función tiroidea, una ecografía de tiroides y del cuello, y una exploración de la tiroides usando una dosis baja de yodo radiactivo. Los bultos sospechosos pueden ser analizados con una aguja muy pequeña, ya sea en el consultorio del médico o bajo control ecográfico en el departamento de radiología. Si la biopsia con aguja sugiere otro tipo de cáncer o FVPTC, una exploración de rayos X y el hueso del pecho puede ser usado para ver si el cáncer se ha diseminado.

Estadificación

La estadificación es el proceso por el cual los cánceres son evaluados para determinar su propagación y ayudar en el diseño de la terapia apropiada. El FVPTC no puede ser completamente estadificado hasta después de la cirugía de tiroides y los tejidos son examinados por un patólogo. Las etapas del FVPTC están influenciadas significativamente por la edad. Para las personas menores de 45 años, personas con enfermedades limitadas a la tiroides o los ganglios linfáticos circundantes se clasifican como etapa I, la etapa más temprana. Aquellos en los que el cáncer se ha propagado a los pulmones, huesos u otros sitios distales están dentro de la etapa II. Para las personas de 45 años o más, los cánceres de 2 cm o más pequeños, limitados a la tiroides y sin diseminación a los ganglios son etapa I. Aquellos de entre 2 y 4 cm, limitados a la tiroides y sin diseminación se encuentran en la etapa II. Los cánceres en etapa III, independientemente de la edad, tienen más de 4 cm, o han crecido fuera de la cápsula tiroidea o se han diseminado a los ganglios próximos. En la etapa IV del FVPTC o bien invade estructuras vitales en el cuello o está presente en los ganglios linfáticos distantes o a otros sitios remotos.

Tratamiento primario

El FVPTC se comporta y responde igual que un cáncer papilar de tiroides típico y se trata generalmente de la misma manera. La cirugía es el pilar del tratamiento, pero se mantiene la controversia acerca de si parte o la totalidad de la tiroides deben ser extirpados. De acuerdo con las directrices de la National Comprehensive Cancer Network, cualquiera de los siguientes es una razón para la extirpación total de la tiroides: edad menor de 15 o mayor de 45 años, historial de radiación en el cuello; tumor mayor a 4 cm; diseminación metastásica distante, cáncer en los ganglios linfáticos del cuello; anormalidades palpables a ambos lados de la tiroides; crecimiento fuera de la glándula tiroidea, o una apariencia microscópica desfavorable. Ante la ausencia de estas indicaciones, parte de uno de los lados de la tiroides puede dejarse en su lugar.

Tratamiento adicional

Para que el FVPTC se presente en múltiples áreas de la tiroides, extendiéndose más allá de la tiroides, mayor a 4 cm, o con una enfermedad a distancia, a menudo se comienza con el tratamiento con yodo radiactivo. Para personas con la enfermedad a distancia que no responden al yodo radiactivo, se recomienda la extirpación quirúrgica de la enfermedad metastásica o la participación en un estudio de investigación de quimioterapia.

Pronóstico

Los cánceres de tiroides bien diferenciados, incluyendo los FVPTC, son algunos de los cánceres en adultos menos agresivos. La supervivencia general de 21 años para las personas de menos de 40 años es del 97 por ciento. Para aquellos con 40 a 50 años es del 88 por ciento, y para los mayores de 50 es del 71 por ciento. Estas tasas de supervivencia tienen en cuenta todas las causas de muerte y no sólo las debidas a cáncer de tiroides.

Más galerías de fotos



Escrito por dr. c. richard patterson | Traducido por priscila caminer