Cómo usar un vaporizador para remover las arrugas en un vestido

Los vestidos se arrugan, particularmente si están hechos de telas como algodón o lino. El planchado es una forma de remover las arrugas, pero consume tiempo y no se recomienda para telas delicadas como la seda. Un vaporizador de ropa, por otro lado, eliminará las arrugas fácil y delicadamente de la tela, con pocos riesgos de daños.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Percha de ropa

Instrucciones

  1. Llena el vaporizador con agua y deja que se caliente, de acuerdo a las instrucciones del fabricante.

  2. Coloca el vestido en una percha. Cuélgalo en un punto donde puedas llegar fácilmente a sus partes delantera y trasera, como una barra de ducha o marco de una puerta.

  3. Sostén el vaporizador, de modo que la boquilla de vapor apunte al vestido y no a tu rostro. Empieza desde la parte inferior de la prenda, y sube lentamente hasta la parte superior, moviendo la herramienta por la tela. La boquilla de vapor debe tocar ligeramente la tela, sin permanecer en un mismo punto por más que unos cuantos segundos. Esto dejará humedad en el vestido y puede dañar la tela.

  4. Después de completar una sección, pasa tu mano por la tela para alisar aún más las arrugas, luego pasa a otra sección. Repite este proceso hasta que todo el vestido haya sido vaporizado.

Consejos y advertencias

  • Las telas más gruesas pueden requerir varias pasadas con el vaporizador para remover todas las arrugas por completo.
  • Los vaporizadores de ropa producen vapor extremadamente caliente. Nunca apuntes la boquilla de vapor hacia tu piel, ya que puedes sufrir quemaduras severas.
  • Si el vestido es de seda o terciopelo, no dejes que la boquilla de vapor entre en contacto directo con la tela. En vez de esto, sostenla a varios centímetros de distancia para aplicar un vapor ligero a la prenda.

Más galerías de fotos



Escrito por kimbry parker | Traducido por pau epel